Gestión de limpieza

El servicio de limpieza de Barcelona tiene como prioridad la limpieza del espacio público como medida para garantizar su calidad, así como el respeto por el medioambiente.

Para que podamos disfrutar de una ciudad limpia a cualquier hora del día, el servicio de limpieza se planifica teniendo en cuenta los usos y necesidades de cada zona. La limpieza se adecua a cada realidad, que viene determinada por factores como el tráfico de personas y vehículos, la actividad comercial y cultural, o bien el hecho de que se trate de zonas de ocio o de recreo. Buena parte del presupuesto municipal se destina al mantenimiento de la vía pública y su limpieza; se destinan 105 euros por habitante/año a la limpieza viaria.

La sostenibilidad es otro de los aspectos presentes en el servicio de limpieza. Los vehículos se mueven con energías respetuosas con el medioambiente y utilizan agua no potable para la limpieza de las calles.

 

El plan “Cuidem Barcelona”

Actualmente, Barcelona se encuentra ante un nuevo escenario, de recuperación de los efectos de la pandemia de COVID-19, y con nuevos usos del espacio público por parte de la ciudadanía, a los cuales el Ayuntamiento quiere dar respuesta. Por eso, impulsamos el plan “Cuidem Barcelona”, una inversión de 70 millones de euros destinados a introducir mejoras en la limpieza y mantenimiento de calles, plazas y parques en los diez distritos de la ciudad desde octubre de 2021 hasta 2023

Más información