Tratamientos específicos de limpieza

Para mantener nuestra ciudad limpia, hemos organizado equipos que se encargan de los tratamientos específicos de limpieza en las calles.

 

Limpieza de chicles y manchas en el pavimento

Una máquina con agua caliente a presión extrae los chicles pegados en los pavimentos.

 

Limpieza de las paredes verticales de los túneles

Una máquina limpia las paredes de los túneles raspándolas para favorecer la visibilidad en el interior.

 

Pintadas y grafitis

En Barcelona disponemos de equipos de limpieza que se encargan de limpiar las pintadas y los grafitis que aparecen en las paredes de los edificios de la ciudad y en el mobiliario urbano. La limpieza del mobiliario urbano es responsabilidad de cada operador, pero el Ayuntamiento actúa de forma proactiva sobre las fachadas de los edificios, tanto en edificios municipales como en edificios privados no catalogados.

Técnicamente, las pintadas se pueden eliminar mediante tres sistemas, en función del soporte:

  • pintando encima con el mismo color de la pared
  • con agua a presión
  • con arena a presión

 

Adhesivos y carteles

Aunque está prohibido colocar carteles y adhesivos en las fachadas de los edificios, la realidad es que a menudo las fachadas están llenas de todo tipo de anuncios y carteles que después hay que retirar.

En el Ayuntamiento estamos realizando un gran esfuerzo para detectar los carteles, retirarlos y, sobre todo, sancionar a los infractores para acabar con este comportamiento tan poco cívico.

El Plan de Mejora de la Limpieza Viaria impulsado en marzo de 2013 pone especial acento en la limpieza de manchas y chicles, la recogida de excrementos y la limpieza de las persianas de comercios.

 

Servicios especiales para episodios de nevadas y olas de frío.

El Plan de Emergencia Municipal para Nieve y Hielo (PAEM) es un plan de emergencia local desarrollado a nivel municipal que está incluido dentro del plan general NEUCAT de la Generalidad de Cataluña y sigue las líneas básicas de los planes de emergencia.

El PAEM prevé tres fases diferentes en función de la evolución de las condiciones meteorológicas:

  • Fase de Alerta: desplazamiento de los primeros equipos en las zonas críticas.
  • Emergencia 1: ante el inicio de las primeras nevadas, los equipos comienzan a trabajar. Principalmente en los barrios por encima de la ronda de Dalt.
  • Emergencia 2: Nevadas generales en toda la ciudad y activación de todos los recursos disponibles.

El Plan también prevé la alerta por ola de frío que se activa ante la bajada de las temperaturas de forma brusca por lo que los servicios de limpieza de la zona norte se reconvierten e inician el esparcimiento de sal para evitar que aparezcan las placas de hielo.

En total, en Barcelona hay 113 contenedores de sal repartidos por la ciudad para el uso de vecinos y particulares y 590 toneladas almacenadas -para el uso de los profesionales municipales.

Los contenedores de sal se encuentran en la zona alta de la ciudad (en los distritos de Les Corts, Gràcia, Sarrià-Sant Gervasi, Horta-Guinardó y Nou Barris), los barrios de montaña y los centros sanitarios.

Además de la disponibilidad de sal para evitar la acumulación de nieve y hielo, el “PAEM por nieve y hielo” prevé la movilización de todos los servicios de Ecología Urbana.

El Ayuntamiento informa al vecindario de las medidas y precauciones a seguir durante los días más fríos del año y pide la colaboración ciudadana para seguir sus recomendaciones y así garantizar la ayuda necesaria en el vecindario y la atención necesaria a las personas más vulnerables.

Consulte la guía informativa.