Gestión de residuos

La gestión de residuos en Barcelona tiene como prioridades la disminución de la generación de los residuos, la reutilización de los productos y el reciclaje eficiente de los residuos.

Para hacerlo, Barcelona cuenta con un servicio municipal diario para la recogida de la basura generada en los hogares que incluye contenedores en las calles para la recogida selectiva (papel-cartón, vidrio, envases, orgánica, desechos), buzones en las calles para la recogida neumática, servicio de recogida puerta a puerta y una amplia red de puntos verdes distribuidos por todos los barrios de la ciudad en los que dejar los residuos que no se pueden depositar en los contenedores o en los buzones de calle.

Barcelona también cuenta con servicios especiales de recogida de residuos como la recogida de muebles y trastos viejos, la recogida de animales muertos, la recogida de sacos de escombros, restos de jardinería o la recogida de fibrocemento y amianto.

Un amplio sistema de recogida de residuos para garantizar la recogida selectiva generada por los cerca de 1,6 millones de habitantes, en una ciudad donde se generan en torno a 1,35 kilos de basura por habitante/día [datos de 2019].