"Una ciudad comprometida con la comunidad agrícola y la agricultura urbana"

 

Aunque la superficie cultivada en la ciudad es testimonial, desde el Gobierno local se apuesta por la preservación de los pocos espacios agrícolas productivos que se pueden encontrar en la actualidad, así como por la visibilización de la comunidad agrícola que alimenta Barcelona.

 

Tambiés se fomenta la agricultura urbana como práctica saludable, social y comunitaria para la ciudadanía.

¿Eres productor o productora y estás interesado en vender tus productos en la ciudad?

 

Queremos cartografiar la red de productores y productoras que alimentan Barcelona. Si tienes interés en conocer esta comunidad agrícola o formar parte de esta, contacta con nosotros y ¡súmate a la comunidad agrícola de Barcelona!

Además, también está prevista la puesta en marcha de una central de distribución de productos ecológicos, un servicio pensado para facilitar la logística de productoras y comercializadoras. Con esta central, la comunidad agrícola que suministra sus productos a comedores escolares, cooperativas de consumo, tiendas de barrio, puestos de los mercados municipales o restaurantes, entre otros, o que está interesada en hacerlo, tendrá un espacio coparticipado que permitirá una distribución colectiva y así contribuirá a frenar el cambio climático.

Para avanzar en la definición de un instrumento así adaptado a la realidad de Barcelona,  se han identificado se han identificado y analizado otras experiencias comparables del territorio europeo y, también, se ha entrevistado a usuarias potenciales para entender cuáles son sus necesidades y qué opiniones de partida tienen.

La propuesta se enmarca en un proceso inicial por el Plan estratégico metropolitano (PEMB) en el que, además del Ayuntamiento de Barcelona, ha participado también el Área Metropolitana de Barcelona y la Diputación de Barcelona.

 

¿Te interesa la agricultura urbana? ¡Conoce los huertos urbanos y súmate a estos!

 

En Barcelona encontramos huertos y jardines comunitarios, granjas urbanas, huertos y patios escolares, huertos sociales e, incluso, huertos privados en terrados, balcones y terrazas. La importancia de preservar estos espacios verdes y promoverlos radica en el rol social y educativo que tienen. Contribuyen a tomar conciencia sobre el modelo alimentario que queremos, fomentan prácticas respetuosas con el entorno y tienen un papel muy importante en la cohesión social y la dinamización comunitaria.

¿Sabías que estamos colaborando en el impulso de la Estrategia de agricultura urbana promovida por el Área de Ecología Urbana? Esta estrategia en que se está trabajando quiere acercar a la ciudadanía a los huertos urbanos y la agroecología y dar apoyo a las iniciativas ciudadanas de agricultura urbana que contribuyan a una ciudad más sana, justa y sostenible.

De entre las diferentes acciones ejecutadas, se ha cartografiado la red de huertos urbanos existentes en la ciudad y en febrero del 2019 se han contabilizado 119 huertos urbanos en la ciudad.


Si te interesa crear uno o quieres más información sobre el despliegue de esta estrategia o sobre algún aspecto relacionado con los huertos urbanos, puedes contactar con agriculturaurbana@bcn.cat. También te pueden interesar estos dos manuales: Manual del huerto comunitario y Guía para el desarrollo de proyectos de huertos sociales ecológicos.

AgroVallbona, un espacio para la agroecología en Nou Barris

En el marco del Plan director del Consorcio del Besòs se está trabajando para articular un proyecto de futuro en el barrio de Vallbona (Nou Barris) denominado AgroVallbona. El proyecto se basa, por una parte, en la defensa y la valorización de la finca de La Ponderosa, uno de los últimos espacios agrarios de Barcelona y, por otra parte, en la rehabilitación de la antigua Granja del Ritz, donde se propone emplazar un espacio comunitario de dinamización agroecológica, acompañado de una naturalización del barrio. Finalmente, en conjunto AgroVallbona ejemplifica la apuesta de Barcelona por la transición agroecológica: la transición hacia a un sistema alimentario metropolitano más sano, más justo y más sostenible.