Ampliamos los espacios educativos en los barrios

Col left

Dentro del marco de la iniciativa "Ampliamos espacios educativos en los barrios", para el inicio del nuevo curso escolar 2020-2021, Barcelona pone a disposición de los centros educativos de la ciudad 74 equipamientos públicos y 159 espacios exteriores en jardines y plazas ya la vía pública para que puedan utilizarse como espacios educativos.

Para asegurar una buena coordinación entre los equipamientos y los espacios municipales y las escuelas e institutos, se crea una  oficina de coordinación de los espacios de los barrios y las escuelas , que concretará y gestionará en cada caso las cesiones y los usos prioritarios del espacio público y los equipamientos.

"Ampliamos espacios educativos en los barrios", nace en este contexto y es un proyecto organizado y promovido desde la Dirección de Ciudad Educadora y Cultura en los Barrios del Ayuntamiento de Barcelona, ​​en coordinación con el Consorcio de Educación y los 10 distritos de la ciudad.

El proyecto comenzó en 2020, en plena pandemia, por la convicción de que la educación presencial de todos los niños, niñas y adolescentes són un servicio esencial que garantiza la igualdad de oportunidades, la socialización y los cuidados, y que, por tanto, había que hacer todo lo posible para garantizar que el curso escolar se desarrollara de manera presencial y más allá de las paredes de la escuela.

Con este objetivo se pusieron a disposición de los centros educativos de la ciudad equipamientos públicos y espacios exteriores en jardines, plazas y en la vía pública para que pudieran utilizarse como espacios educativos.

El resultado ha permitido dar respuesta a los 171 centros educativos que solicitaron al Ayuntamiento de Barcelona y el Consorcio de Educación, el uso de espacios públicos exteriores (plazas, parques, jardines ...), y en 37 centros educativos que solicitaron el uso de equipamientos de la ciudad (centros cívicos, bibliotecas, museos, ateneos ...).

Para poder obtener un diagnóstico claro de la situación, se ha llevado a cabo un proceso de análisis y valoración, tanto de los centros que han utilizado el espacio público (Proyecto ampliamos espacios educativos en el barrio), como de los centros y equipamientos que han llevado a cabo acciones conjuntas (proyecto Conexiones); así como la elaboración de un mapeo de las relaciones generadas.

Se han podido detectar los aspectos que facilitan el éxito de los 2 proyectos y los aspectos que lo dificultan, así como recoger los beneficios generados con estas colaboraciones. En ambos proyectos se han llevado a cabo tanto actividades de recreo como actividades pedagógicas de aula.

Cabe destacar que la mayoría de los centros entrevistados, antes de la pandemia no habían hecho uso del espacio exterior ni habían hecho un trabajo con equipamientos de los barrio. Y la gran mayoría de ellos expresan abiertamente el deseo de poder continuar.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona se sigue potenciando la continuidad de estas alianzas y conexiones, ampliando de esta forma las posibilidades educadoras de los barrios y fortaleciendo el ecosistema educador entre los centros educativos, los espacios públicos y los equipamientos de proximidad, tanto desde un punto de vista de calidad como de equidad.

En definitiva, dos proyectos estratégicos que han llegado para quedarse, unos vínculos que suman valor educativo y comunitario en nuestros barrios y en nuestra ciudad.

Col right

Compartid este contenido