Obras en la plaza España para hacer el metro accesible para todos y todas

13/07/2020 - 11:00 h

Movilidad. Empiezan este lunes 13 de julio y durarán tres años y medio, con diversas afectaciones al tráfico, traslado de paradas de bus y modificación de recorridos ciclistas.

Empiezan las obras de mejora de la accesibilidad de las estaciones de metro de la plaza de España (L1 y L3). Tienen una duración estimada de tres años y medio, durante los cuales se verá afectada toda la movilidad en torno a la plaza.

Con 18 millones de personas usuarias al año, el intercanviador de la plaza España es uno de los más importantes de la red metropolitana. La mejora de la accesibilidad de las estaciones de metro (la de FGC ya es accesible) consiste básicamente en ampliar los vestíbulos y conectarlos con la calle y los andenes mediante un total de ocho ascensores. El ascensor en la calle de la L1 estará en la esquina de la parte de Hostafrancs de la calle de Tarragona y bajará hasta un nuevo vestíbulo, conectado a andén con otro ascensor. En el fondo de los andenes de la L1, habrá una nueva pasarela elevada y ascensores para ir de la una en la otra. El ascensor en la calle de la L3 estará cerca de la esquina del Paralelo con la Gran Vía; conectará con un vestíbulo ampliado y, a través de éste, con los andenes y con el pasillo que une L1 y L3, donde las escaleras se sustituirán por rampas.

Todos estos trabajos suponen una inversión de 10 millones de euros por parte de la Generalitat de Catalunya, con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. El plazo de ejecución es de 42 meses. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad está redactando el proyecto para mejorar, después, los sistemas de evacuación del intercambiador, con una inversión de cinco millones más. Actualmente, 146 de las 159 estaciones de metro de Barcelona ya están adaptadas a personas con movilidad reducida.

Afectaciones de las obras

A partir del 13 de julio, durante la fase 0 de las obras, se ocupa un tramo de acera en la isla central de la Gran Vía, sobre la salida del túnel, que ha obligado a suprimir las dos estaciones de Bicing que había. Al principio de agosto arranca la fase 1, que durará un año, y comporta la reducción en cinco carriles de la rotonda en este punto, además de desviar un poco la entrada desde la calle de Tarragona, dónde queda anulado el carril bus de subida. Se desplazan paradas de bus de las líneas V7 (terminal en c. Diputación, llegando por las calles de Valencia y Vilamarí), D40 (idem), H12, 52, 46, 150, BaixBus y Aerobus. Las líneas 109 y CJ suben por la c. Entença. Además, se anula la entrada al parking de las Arenas desde la plaza de Espanya (queda restringida a mercancías): los coches accederán desde la c. Diputación, donde a partir de la calle Vilamarí el tráfico se limita ahora a vecindario, servicios y transporte público.

Al anular el tramo de carril bici de la Gran Vía que arranca delante de las Arenas, el corredor ciclista para atravesar la plaza de España en bicicleta –en sentido Llobregat o Besòs– pasan a ser las calles de Llançà, Diputación (carril bici desplazado frente a las Arenas y tramo pacificado entre Tarragona y Creu Coberta) y Mir Geribert. Esta calle de Hostafrancs se ha señalizado como bidireccional para bicicletas, y en Creu Coberta se puede pedalear por el carril bici bus.