El Memorial de la Rambla rinde homenaje a las víctimas del atentado del 17 de agosto

04/03/2019 - 13:50 h

Programas de memoria. Una inscripción en el pavimento, cerca del Pla de l'Ós, recoge la frase “Que la pau et cobreixi, oh ciutat de pau” (“Que la paz te cubra, oh ciudad de paz”).

Junto al mosaico de Joan Miró se ha inaugurado el Memorial de la Rambla, un recuerdo dedicado a las dieciséis personas que perdieron la vida en los atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils y al centenar de personas heridas, pero también en homenaje a una ciudad que no se dejó vencer por el odio y el miedo.

En una placa de 12 metros de longitud incrustada en el suelo se lee la frase “Que la pau et cobreixi, oh ciutat de pau” (“Que la paz te cubra, oh ciudad de paz”), escrita originariamente en árabe en una de las numerosas muestras de luto que personas de todas partes dejaron en la Rambla de una manera espontánea y reproducida en la placa también en catalán, castellano e inglés. La frase va acompañada del dibujo Barcelona, del artista Frederic Amat, que creó en los momentos inmediatamente posteriores al atentado y que cedió a la ciudad, convertida en un símbolo. También figura la fecha y la hora exactas de los hechos: “17.08. 2017.16.50 h”.

La frase ha sido escogida por la Unidad de Atención y Valoración a Afectados por Terrorismo (UAVAT) de entre los millares de mensajes de solidaridad que la ciudadanía dedicó a las personas afectadas.

Un homenaje a la paz

El memorial quiere convertirse en un referente universal que invite a la concordia, el acuerdo y la solidaridad entre las personas. Así pues, el recordatorio del atentado se entiende como un homenaje a la paz, la cultura y la fraternidad, y no solo quiere expresar el daño a las personas y la ciudad, sino también transmitir la responsabilidad, la firmeza y la solidaridad que manifestaron el vecindario y la ciudadanía.

Integración en la Rambla del futuro

La propuesta surgió del trabajo realizado por el Comisionado de Programes de memoria y el Equipo kmZERO, responsable de la reforma de la Rambla, que también se encargará de integrarlo en el proyecto global de urbanización de todo el paseo.

A partir del 2020, y en el marco de estas obras, se prevé actuar y urbanizar de nuevo todo el ámbito del Pla de l’Ós. Entre otras actuaciones se restaurará y limpiará el mosaico de Miró, imagen icónica del atentado; se recolocará el texto memorial, y se plantará nuevo arbolado en el paseo, concretamente siete árboles alrededor del memorial.