La Magoria del futuro: deporte, salud, vivienda y zonas verdes

La Magoria del futuro: deporte, salud, vivienda y zonas verdes

06/03/2020 - 17:18

Urbanismo. El vecindario ha tenido la última palabra para decidir el proyecto que convertirá la antigua estación en un nuevo centro urbano con un importante polo de equipamientos públicos.

De frontera entre barrios a nuevo gran centro urbano con equipamientos sanitarios, vivienda a precio asequible, más de 5.000 metros cuadrados de verde y una gran área deportiva. El vecindario ha tenido la última palabra para decidir el proyecto que transformará la antigua estación de ferrocarril: “Campus Magòria: Connecta 4”.

El ámbito, de 20.000 metros cuadrados, reforzará los servicios de la Bordeta, Hostafrancs y la Font de la Guatlla y mejorará la conexión entre estos barrios, históricamente separados por Magoria.

• Polo de equipamientos deportivos
El histórico campo de fútbol se recuperará y será el centro de este nuevo ámbito. Además, se construirá un pabellón polideportivo con pistas de baloncesto, fútbol sala y balonmano que tendrá un campo de fútbol siete en la cubierta, y se instalarán dieciséis pistas de petanca.

• Refuerzo de la atención sanitaria
En la nueva Magoria habrá un hospital sociosanitario con 261 camas para atender a pacientes crónicos, subagudos, de cuidados paliativos y de larga estancia, y adicciones crónicas. También se pondrá en marcha un centro de urgencias y de atención primaria, que abrirá las 24 horas los 365 días el año. Los dos equipamientos complementarán el CAP Bordeta-Magòria, que está justo al lado.

• Vivienda a precio asequible
El ámbito de Magoria tendrá un edificio con 150 viviendas de alquiler a precio asequible para personas mayores o en situación de vulnerabilidad. Este espacio complementará la oferta de vivienda de Can Batlló; en total sumarán 441 pisos públicos.

• Más de 5.000 metros cuadrados de verde
La Magoria del futuro tendrá distintas zonas verdes, como espacios ajardinados y una cubierta con vegetación en el edificio de viviendas para el uso del vecindario. La prioridad es preservar los árboles que hay en la zona, garantizar la biodiversidad de especies mediterráneas y procurar que haya espacios de sombra y de sol, para proteger del calor en verano y del frío en invierno.

A partir del proyecto ganador del concurso de ideas se elaborará un nuevo plan urbanístico que incluya los detalles de la transformación. Se prevé que el próximo año esté aprobado y que las obras empiecen en 2023.

Comparte este contenido