¡Ningún niño sin verano!

Más propuestas, más inversión y más espacios para las actividades de verano para niños y niñas, adolescentes y jóvenes en la ciudad. El nuevo plan extraordinario municipal de actividades de verano quiere contribuir a hacer frente al impacto sanitario, social y económico que está provocando la COVID-19.

Los niños y niñas, adolescentes y jóvenes de la ciudad ya hace tres meses que están confinados y acumulan necesidades educativas, emocionales, de juego y de reencontrarse. Además, hay muchas familias que prevén que tendrán dificultades de conciliación en verano, además de las dificultades económicas derivadas de la pandemia.

En este marco se impulsa el Plan extraordinario de actividades de verano para niños y niñas y adolescentes, con un presupuesto de 7.090.000 de euros, que supone un 33,5 % más de recursos económicos que en el año 2019. Este importe puede ampliarse de acuerdo con la cantidad de ayudas que se soliciten, ya que no habrá límite presupuestario para las becas de verano y todas las personas que cumplan los requisitos podrán optar a ellas. El periodo para solicitar una beca se ha prorrogado del 19 al 31 de mayo. En los casos de más vulnerabilidad, se puede acceder a la vía de ayudas complementarias del Instituto Municipal de Servicios Sociales.

De los siete millones de euros del presupuesto, dos millones se destinarán a los barrios de acción prioritaria, en el marco del Plan de barrios. Este importe permitirá ampliar las actividades de otros años, como los casales Baobab, que promueven la educación en el ocio en barrios en los que hay falta de oferta y que cuentan con el apoyo de jóvenes de los barrios que hacen de monitores, o para programar otras nuevas.

Más plazas y más espacios para actividades

Con respecto a la cantidad de plazas que se ofrecen para actividades continuadas que requieren inscripción, como centros de verano, campamentos o colonias, este año habrá 40.139 más que el año pasado: se llegará a las 387.756 plazas fruto de la colaboración entre el Consistorio, los servicios municipales y medio millar de entidades de ocio.

Por primera vez, además, Barcelona ofrecerá un programa de actividades en diferentes lugares de la ciudad, y en agosto se abrirán 25 bibliotecas, 20 centros cívicos y 20 patios de escuela. De esta manera, servicios que habitualmente están cerrados en el mes de agosto seguirán abiertos para reforzar la oferta.

Recursos para el acompañamiento pedagógico y emocional

Este verano el acompañamiento emocional de los niños y niñas y adolescentes tiene un papel importante. Por eso el Consistorio facilitará recomendaciones, recursos y materiales formativos para las 500 entidades de ocio organizadoras de actividades.

También se facilitarán teléfonos de asesoramiento y orientación, así como contacto con los servicios municipales de atención emocional y de apoyo a familias, niños y niñas y adolescentes.

Encontrarás más información sobre el Plan extraordinario de actividades de verano para niños y niñas y adolescentes en este enlace.