"Tips" para la convivencia de familias con adolescentes en días de confinamiento

"Tips" para la convivencia de familias con adolescentes en días de confinamiento

Un mes después de la declaración del estado de alarma por la crisis de la Covid-19, no es extraño que surjan nuevas dificultades o conflictos a nivel familiar al gestionar la convivencia con hijos e hijas adolescentes en esta situación excepcional. Quizás se han intensificado aquellos problemas ya existentes anteriormente. Sea como sea, es importante entender y poder dar espacio a lo que está pasando en estos momentos.

Además, hay que tener en cuenta que a los conflictos familiares generales también se pueden añadir las propias preocupaciones, miedos, angustias, frustraciones, irritabilidades, etc., de cada miembro familiar. Es normal que cada uno pueda sentir y vivir esta situación de manera diferente.

Mientras que a los adultos quizás les puede preocupar más la salud de los familiares y los temas económicos-laborales, entre otros, los adolescentes pueden estar irritados y frustrados por no poder salir con sus amigos. Estas emociones vividas por cada uno, legítimas todas ellas, afectan también a la hora de relacionarnos con los otros miembros del núcleo familiar, ya que muchas veces nos relacionamos desde las emociones que nos invaden, y nos cuesta diferenciarlas de la persona a la que nos dirigimos.

Como los conflictos cotidianos forman parte de nuestro día a día, es importante gestionarlos con conciencia y de forma útil por todos, de manera que eso genere cambios positivos dentro del núcleo familiar y no distancia y malestar.

A continuación os proponemos unas recomendaciones a fin de que las madres y padres podamos tener cuidado de nosotros mismos así como de nuestros hijos/as adolescentes y relacionarnos de forma saludable en estos días:

1. Es un reto para toda la familia: no estamos acostumbrados a convivir a nivel familiar durante tanto tiempo seguido, entiende que será un esfuerzo por todos, y más para los adolescentes.

2. Acepta la situación actual: acepta que no puedes controlar ni cambiar directamente la situación pero sí la forma cómo lo vives. ¿Quieres vivirlo desde el malestar y la queja o desde la aceptación y la oportunidad? ¡Eres el ejemplo de tu hijo/a!

3. Entender, flexibilizar, reajustar: en estas circunstancias los jóvenes necesitan estar much más conectados con sus amigos y las redes sociales, ya que es la única forma que tienen ahora de estar cerca de sus amigos y de gestionar sus angustias y emociones.

4. Busca actividades compartidas: aunque ellos/as quieran estar todo el día cerrados en su habitación, buscad alguna actividad para compartir: ver una pele o serie, cocinar, etc. ¿Qué tal si creáis un bote de actividades conjuntas donde cada uno haga propuestas y sacáis un papel a diario?

5. Interésate y aprende: quizás es el momento de participar y aprender más sobre sus intereses y aficiones, las redes que utiliza, los juegos virtuales que le gustan y pasar así más tiempos juntos; desde la curiosidad genuina.

6. Pacta: puedes pactar algunas normas básicas de convivencia en relación a horarios, rutinas y tareas, pero recuerda que no podemos pretender que en estos días cambien o hagan cosas que de forma habitual no hacen. ¡Ahora serán más adolescentes que nunca!

7. Respeta espacios, tiempo y necesidades: pregúntate qué puede necesitar un adolescente en estos momentos. Acómpañalo cómo te hubiera gustado que lo hicieran contigo cuando eras adolescente.

8. Cambia la mirada en positivo: utiliza el humor, la perspectiva y la creatividad. Esta situación también os dará oportunidades para compartir y estar juntos desde otro lugar. ¡Aprovechadlas! ¡Tenemos más recursos de los que nos pensamos! Puedes hacer tres agradecimientos diarios de todo lo que para ti ha funcionado o ha ido bien en aquel día.

9. Cuídate a diario y oxigénate: dedícate cada día un tiempo para cuidarte y oxigenar la relación. ¿Qué cosas te gustan hacer y te hacen sentir bien? Recuerda qué tipo de madre/padre quieres ser.

10. Eres el frente que necesita: tu hijo/a necesita expresar su malestar de alguna forma y, a veces, está en la mare/pare a quien tira sus pelotas.

11. ¡Mucha paciencia! Recuerda que esta situación también pasará…

El Centro para Familias con Adolescentes es un espacio dirigido a padres, madres y tutores o tutoras de chicos y chicas de entre 12 y 20 años donde encontraréis recursos para potenciar vuestras capacidades y habilidades personales.

Durante la crisis de la Covid-19, podéis contactar con el Centro, así como con el servicio de escucha y acompañamiento para adolescentes y jóvenes Aquí t’escoltem, que forma parte del Servicio para Adolescentes y Familias (SAIF), a través del teléfono 601 641 056.

Podéis contactarles por teléfono o por Whatsapp indicando vuestro nombre, edad, distrito de residencia y, brevemente, el motivo de la consulta. Desde el servicio se pondrán en contacto con vosotros.