Barcelona Cultura
  • Los edificios
  •  

La torre

La torre tiene su entrada principal por la calle de Avenir y fue construida para la hija de marqués, Inés Fabra. Tiene una superficie de más de 820 m2 y cuatro plantas. Enric Sagnier construyó un edificio de estilo clasicista que se inspira en la tradición de los hôtels particuliers de la arquitectura francesa, urbana y burguesa.

Construida a cuatro vientos, busca la simetría en sus fachadas y las estancias se disponen harmónicamente alrededor de un espacios central diáfano que sirve de distribuidor y una escala noble. El interior está formado por espacios amplios y regulares, dispuestos de manera simple y ordenada, dando lugar a una estructura sencilla y racional.

Este orden interno se traduce en las fachadas exteriores a través de aperturas vertebradas en ejes verticales. La sensación de verticalidad está remarcada por las pilastras adosadas a los muros, realizadas en estuco texturizado imitando sillares de piedra, que sostienen visualmente la cornisa que corona el edificio.

Destacan la calidad de los acabados en sus enmarcados a base de estucos moldurados que despliegan un repertorio de elementos clásicos como pilastras, capiteles, ménsulas de hojas de acanto, cuarterones, frisos y ménsulas de inspiración corintia.