La Guardia Urbana renueva la mayoría de la flota de motocicletas trail por un modelo eléctrico

26/02/2019 - 08:22 h

Seguridad. El objetivo es hacer más sostenible la movilidad de estos agentes y conseguir mejoras medioambientales significativas con el ahorro de combustible fósil que será cambiado por energía eléctrica.

  • La Guardia Urbana adquiere 11 nuevas motocicletas trail eléctricas destinadas al servicio de los distritos de Sarrià-Sant Gervasi, Horta-Guinardó y Nou Barris

Ayer se presentaron las 11 nuevas motocicletas trail eléctricas destinadas al servicio de la Guardia Urbana y que ampliarán la flota de vehículos eléctricos del cuerpo de policía barcelonés.

Las 11 motocicletas trail eléctricas irán destinadas a las Unidades Territoriales de Sarrià-Sant Gervasi, Horta-Guinardó y Nou Barris y darán servicio a los agentes en el marco de la vigilancia forestal y de los interiores de los parques urbanos. Estos vehículos sustituyen la mayoría de motocicletas trail de motor de gasolina que el cuerpo de policía barcelonés utilizaba en estos distritos. De esta manera sólo quedarán 5 motocicletas trail de motor térmico.

El objetivo es hacer más sostenible la movilidad de estos agentes y conseguir mejoras medioambientales significativas con el ahorro de combustible fósil que será cambiado por energía eléctrica.

El modelo es el Zero FX Eléctrico, de la empresa Cooltra, empresa líder en el renting de motos eléctricas al servicio de cuerpos policiales. La nueva motocicleta trail es un vehículo de cero emisiones que tiene una potencia de 44 caballos, con una autonomía de 146 kilómetros y puede coger una velocidad máxima de 137 km/h. Tiene un sistema de transmisión directa, sin mantenimiento y sin embrague. El vehículo está preparado y adaptado a la normativa de vehículos policiales; refuerza la protección de los agentes; dispone de sistemas de señalización prioritaria y de localizador GPS.

El Ayuntamiento de Barcelona trabaja para avanzar hacia una movilidad más sostenible potenciando los desplazamientos a pie, en bici y en transporte público y fomentando al mismo tiempo el uso de vehículos eléctricos, que suponen una oportunidad por reducir las emisiones de contaminantes locales, las emisiones de CO2, el ruido y el consumo energético Actualmente la flota de vehículos de la Guardia Urbana está formada por 542 vehículos de los cuales el 31% son híbridos o eléctricos.