El principal objetivo de la Guardia Urbana en seguridad es impulsar el cuerpo como referente en la anticipación y la gestión de las emergencias, así como en el apoyo en la proximidad al territorio desde la prevención de problemas en espacios donde, ya sea por sus dimensiones o por el elevado número de personas o la vulnerabilidad del público, se puedan generar situaciones de riesgo o de emergencia social.

En esta línea, y al margen de los servicios habituales de vigilancia activa en las calles y en los espacios verdes, o en las intervenciones de “represión del delito” (detener y custodiar a delincuentes, buscar y proteger las pruebas del delito), se ponen en marcha operaciones puntuales en aquellos momentos en que es necesario reforzar la vigilancia.

Algunos dispositivos estacionales relevantes se activan durante las fiestas navideñas o bien en los meses de verano, porque se debe garantizar un nivel óptimo de seguridad, convivencia, movilidad y limpieza en momentos en que aumenta el uso del espacio público y hay más concurrencia de visitantes en las zonas comerciales o en las playas.

El inicio del curso escolar es otro momento en que se activa un dispositivo especial con una importante atención a las zonas de afluencia de los centros escolares. Con respecto a la seguridad de los niños y niñas, en el mes de diciembre se activa una operación policial de inspecciones en establecimientos para garantizar que los juguetes que se venden cumplen las normativas correspondientes y no representan ningún peligro para los más pequeños.

Otra campaña importante de inspecciones es la relacionada con los alimentos en mal estado. Así, cada año se inspeccionan locales dedicados a la alimentación para garantizar que los alimentos que se venden en la ciudad cumplen las pertinentes garantías higiénico-sanitarias.

Finalmente, la Guardia Urbana dispone de grupos operativos especializados en seguridad ciudadana que actúan para evitar infracciones relevantes, como delitos contra el patrimonio y hurtos (sobre todo durante las aglomeraciones).

De estos grupos, uno de los más importantes es el que tiene el objetivo de evitar hechos delictivos en el metro de la ciudad. Estos y estas agentes actúan de manera permanente para advertir, corregir y denunciar las infracciones referentes a las ordenanzas municipales que se producen en el interior del metropolitano.