Montbau es un barrio joven de montaña al pie de Collserola, urbanizado al final de los años cincuenta en un entorno de torrentes y desniveles por encima de la ronda de Dalt. De hecho, un 60% del área pertenece al parque natural y parece que el nombre proviene del torrente de Gombau.

Haz clic para ampliar la imagen

El Pla de Montbau, punto neurálgico del barrio

El núcleo habitado lo promocionó el Patronato Municipal de la Vivienda en 1959, junto con el polígono que se convirtió en corazón y centro de Montbau.

“Es un pequeño lujo para los vecinos”, dice Tony Mateo, presidente de la Asociación de Vecinos. Y es que lo tiene todo: la familiaridad de un pueblo, la amplitud de las zonas verdes y la investigación académica en las facultades de la UB y en el Hospital de la Vall d’Hebron. Pero a pesar de ser un barrio joven, los primeros vecinos del pueblo se han hecho mayores y ahora Montbau es el barrio más envejecido de toda Cataluña, con un 32% de su población mayor de 65 años.

Haz clic para ampliar la imagen

“El 60% de la superficie son jardines, y eso nos hace sentir privilegiados. Los primeros vecinos eran familias con tres o cuatro hijos, y se formó un tejido social muy integrado que ha perdurado hasta hoy”.

Tony Mateo, presidente de la AVV Montbau

Haz clic para ampliar la imagen

Vista de Les Heures y del Campus Mundet de la Universidad de Barcelona

 

Un polígono de diseño racionalista

La actividad en la zona se remonta a la época medieval, en la que los terrenos estaban ocupados por masías del antiguo municipio de Sant Joan d’Horta, como la de Can Barret. Desde la ermita de Sant Cebrià —del siglo XII— hasta el Palau de les Heures, las construcciones hablan del pasado de la zona. El núcleo habitado lo promocionó el Patronato Municipal de la Vivienda en 1959, junto con el polígono que se convirtió en corazón y centro de Montbau. Las viviendas siguieron la arquitectura racionalista de Le Corbusier y la Bauhaus alemana. Una de las motivaciones de la construcción del barrio fue el actual Hospital de la Vall d’Hebron, inaugurado en 1955 como residencia Francisco Franco. También lo fueron las viviendas construidas por los trabajadores del Sidral Mundet, hoy en día campus universitario.

A partir del 2010 se hizo evidente la necesidad de modernizar la fiesta mayor del barrio para que los vecinos la sintieran suya.

Haz clic para ampliar la imagen

“Nacimos en el año 1967 porque teníamos muchos jóvenes y queríamos activarlos con algo. Fundamos la Asociación de Excursionismo y organizábamos una serie de actividades que faltaban en el barrio".

Carme Herrero, AEEF

Haz clic para ampliar la imagen

Cruce de las calles de Àngel Marqués y de la Música

 

Velar por la cultura y la cohesión vecinal

La Asociación de Vecinos de Montbau aparece prácticamente a la vez que el mismo Montbau, en el año 1960. “Faltaban fiestas para los chiquillos y cohesión en el barrio”, explica Tony Mateo. Y con esta actitud cohesionadora han acompañado el surgimiento de nuevas entidades. La Asociación Excursionista de Etnografía y Folklore surgió en el año 1967 ante la falta de actividades destinadas a los jóvenes. “Ahora los críos ya tienen actividades en las escuelas”, explica Carme Herrero, miembro de la junta directiva, “por eso organizamos talleres sobre la marcha según las carencias del barrio”. La Colla Gegantera, las aulas de extensión universitaria y la Orquestra de Cambra Jove son algunas secciones de la asociación excursionista que siguen vivas.

A partir del 2010 se hizo evidente la necesidad de modernizar la fiesta mayor del barrio para que los vecinos la sintieran suya. De esta manera, se refundó la Big Band de Montbau, que se constituyó como asociación musical y potenció el tejido cultural. “Somos veinte componentes, pero solamente tres de Montbau”, explica Xavier Sobregués, presidente de la asociación y pianista. La Fiesta Mayor también motivó a los jóvenes a organizarse por primera vez bajo el nombre de Joves Alternatius de Montbau. “Los jóvenes necesitábamos un espacio y una entidad que nos amparara”, explica Pau, miembro de la Asociación Joves Alternatius de Montbau (JAM), “se nos cedió un local que ahora funciona como casal de jóvenes”. También gracias a las fiestas se constituyó la Colla de Diables de Montbau en el 2015. “Hemos crecido mucho en poco tiempo”, explica David Tallada, miembro fundador, “tenemos en marcha el proyecto de construir una bestia, pero la economía y la falta de espacio donde trabajar nos lo dificulta”. En 2018 nació el colectivo feminista ‘Las periferikas’ que, aparte de preparar talleres y charlas, se encarga del punto lila en las fiestas organizadas por los jóvenes.

Sin ninguna duda, el punto de confluencia vecinal es “l’esplanada” (la explanada) o Pla de Montbau, donde se concentra el comercio local y el vecindario socializa.

 

Haz clic para ampliar la imagen

Interior del recinto del Campus Mundet

Haz clic para ampliar la imagen

"Fue la misma gente del barrio quien decidió que quería una biblioteca y crearon una asociación. El año 2000 se incorporó a la red de Bibliotecas de Barcelona”.

Candi Rubín, directora de la Biblioteca Montbau-Albert Pérez Baró

Aprovechar los equipamientos existentes

Los equipamientos más transitados de Montbau son el Campus Mundet de la Universidad de Barcelona y el Hospital de la Vall d’Hebron. Pero sin ningún tipo de duda, el punto de confluencia vecinal es “l’esplanada” (la explanada) o Pla de Montbau, donde se concentra el comercio local y se socializa el vecindario. A pesar de ser el barrio más envejecido de Barcelona, nunca ha tenido un centro social de personas mayores. La Fundación Cataluña - La Pedrera organiza actividades para las personas mayores en el espacio que antes ocupaba el Club Sant Jordi, un casal de personas mayores privado. La fundación, sin ánimo de lucro, gestiona, desde el 2011, los locales y ofrece actividades abiertas al vecindario. “Seguimos siendo un referente para las personas mayores, pero con un formato más moderno”, explica el coordinador, Salvador Pedrón. Además, la Fundación ofrece un nuevo espacio relacional para personas mayores los viernes y sábados por la tarde.

La Biblioteca Albert Pérez Baró también apuesta por la cohesión y la cultura en Montbau. Fue construida gracias a la iniciativa vecinal en los años ochenta, y entró a formar parte de la red de Bibliotecas de Barcelona en el año 2000. “Cubrimos la demanda de la Vall d’Hebron y Sant Genís”, explica Candi Rubín, directora. “También viene mucha gente del hospital, por eso nos gustaría poder abrir más mañanas”. En mayo de 2017 se inauguró la Sala Polivalente con el fin de completar la oferta cultural del barrio, especializada en artes escénicas y música. “Somos un equipamiento público de proximidad”, explica Aleix Porta, dinamizador, “trabajamos en la organización de las fiestas, la oferta cultural infantil y ciclos para adultos y personas mayores”.

Haz clic para ampliar la imagen

"Trabajamos en la organización de las fiestas, la oferta cultural infantil y ciclos para adultos y personas mayores".

Aleix Porta, dinamizador de la Sala Polivalente

Haz clic para ampliar la imagen

Juegos infantiles en los jardines de Montbau