Este plan entiende el desarrollo económico local como el conjunto de acciones, políticas y estrategias que promueven actividad económica orientada a solucionar las necesidades de las personas que habitan un territorio, con perspectiva de distribución de riqueza, de género, intercultural y de sostenibilidad ambiental. Es un desarrollo que aprovecha los recursos propios de la zona para configurar un ecosistema económico plural que acoja diferentes prácticas económicas y estimule diferentes sectores de actividad económica, mediante la concertación de políticas y proyectos entre la Administración pública, el tejido comunitario, el sector social y el privado.

De manera más desglosada, es un desarrollo que:

  • Pone en el centro las necesidades de la población y la mejora de su calidad de vida. No contempla únicamente el crecimiento de la riqueza sino que se fija en como la riqueza se distribuye​ y beneficia al conjunto de la sociedad. Es parte de una economía plural al servicio de la ciudadanía que promueve condiciones de trabajo justas, en un entorno saludable y tiene en cuenta la protección ambiental y la cohesión social.
  • Considera el territorio de forma integral, con especial atención a cómo generar dinámicas virtuosas entre los diferentes ámbitos de la promoción económica: formación, empleo, empresa y emprendimiento convencionales y la mirada de la economía social y solidaria y la economía de los cuidados.
  • Contempla lo local como la oportunidad de impulsar estrategias concertadas de dinamización económica entre los diferentes agentes del territorio -públicos, privados y comunitarios-, con claro liderazgo público que facilita, acompaña, promueve o se vincula al deseable liderazgo comunitario. Promueve también activamente  el trabajo transversal y cooperativo entre las diferentes administraciones implicadas  y entre las diferentes áreas del Ayuntamiento, buscando la máxima alineación y coherencia entre las actuaciones que se llevan a cabo para que sean más eficaces.
  • Estimula el sector privado para conseguir un mayor retorno social y ambiental para todos y todas, a la vez que impulsa el sector de la economía cooperativa, social y solidaria porque se basa en relaciones más justas y democráticas y por su alto valor de sostenibilidad y resiliencia, que resiste mejor los embites de la crisis, entre otras características.
  • Tiene una mirada de género, en la medida en que atiende las necesidades específicas de las mujeres, pone énfasis en la mejora de sus condiciones de vida –teniendo en cuenta que sufren una mayor tasa de paro, niveles mayores de precariedad en el trabajo y de pobreza, y reciben menores salarios y pensiones–, y a la vez pretende dignificar y dar valor a aquellos trabajos tradicionalmente feminizados, desvalorizados y poco cualificados pero que aun así son imprescindibles para el bienestar y la vida, como la limpieza o el cuidado de las personas.
  • Tiene una mirada intercultural en sus diagnósticos e intervenciones, y cree, por lo tanto, en las políticas efectivas de fomento de igualdad de derechos, deberes y oportunidades que combatan situaciones de exclusión y discriminación por procedencia o diferencias culturales.
  • Aborda el reto de la sostenibilidad ambiental en la actividad económica y, por lo tanto, incluye este vector en el conjunto de políticas y actuaciones que diseña. Éstas tienen en cuenta el entorno como un todo que hay que proteger y cuidar, mediante un uso de los recursos que tienda al residuo cero y al mínimo impacto ambiental.

Este tipo de desarrollo local tiene su origen en las nuevas líneas estratégicas de Barcelona Activa, que sitúan la proximidad y la territorialización como criterios generales de actuación. Un nuevo modelo de dinamización económica que se traduce en servicios y acciones a los territorios –más cerca de vecinos y vecinas–, que lleguen a más sectores sociales y que sean diseñados en coproducción con los distritos y los actores del territorio. Los Planes de Desarrollo Económico de Distrito, como es el caso del de Ciutat Vella, son un ejemplo de esta forma de hacer desarrollo local.