El Plan prevé una asignación anual de recursos económicos para financiar las medidas de despliegue de las líneas estratégicas. La asignación mínima será de 250.000 euros/año, provenientes de Barcelona Activa y del Distrito de Ciutat Vella. Por lo tanto, como mínimo, el PDE dispondrá de 1,25 millones de euros para realizar acciones durante sus cinco años de ejecución. Esta dotación presupuestaria, aun así, podrá ser superior en función de dos variables:

  1. Requerimientos económicos de las acciones propuestas: cuando la magnitud de las intervenciones propuestas haga necesario sobrepasar el presupuesto anual, se trabajará para conseguir la financiación adicional para llevarlas a cabo.
  2. Aportaciones de los actores del territorio: tanto los actores económicos como los operadores públicos presentes en el Distrito podrán contribuir a la ejecución completa o parcial de medidas contenidas en el Plan. Estas acciones se sumarán en el presupuesto anual disponible y se tendrán en cuenta en cuanto al cumplimiento de indicadores. .

Durante el primer año de ejecución (2016), el presupuesto se utilizó para arrancar el Plan, poniendo en funcionamiento una decena de acciones que han servido de base y punto de partida para la consecución de las líneas estratégicas.

Además de recursos económicos, el Plan cuenta con un equipo técnico dedicado a la implementación de sus medidas. Este equipo constará como mínimo de:

  • Dos técnicos/cas de la Dirección de Desarrollo Local de Proximidad de Barcelona Activa que trabajarán desde el territorio y para todo el Distrito.
  • Un/a técnico/a de la Dirección de Desarrollo Local de Proximidad de Barcelona Activa que trabajará específicamente en Raval Sud y Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera.
  • Un/a responsable técnico/a de la Dirección de Desarrollo Local de Proximidad de Barcelona Activa, que trabajará desde el territorio en este y otros dos distritos.
  • Un/a técnico/a de comercio de la Dirección de Servicios a las Personas y el Territorio del Distrito de Ciutat Vella.