GrowSmarter, ejemplo de innovación urbana en la COP25 para alcanzar los retos de la Agenda 2030

La tercera teniente de alcaldía, Laia Bonet, ha participado en la sesión organizada por GrowSmarter “Cómo la innovación urbana lucha contra la crisis climática y afronta los retos sociales y económicos para lograr la Agenda 2030”

La conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP25 que se celebra en Madrid ha presentado, en su penúltimo día, la sesión organizada por el proyecto europeo GrowSmarter, “Cómo la innovación urbana lucha contra la crisis climática y afronta los retos sociales y económicos para lograr la Agenda 2030”, en la que han participado la tercera teniente de alcaldía de Agenda 2030, Transición Digital, Deportes y Coordinación Territorial y Metropolitana del Ayuntamiento de Barcelona, Laia Bonet, y el comisionado de la Agenda 2030, Miquel Rodríguez Planas.

La sesión ha recogido los casos prácticos y las experiencias de las ciudades participantes en los proyectos europeos GrowSmarter, RemoUrban y SmartEnCity en la implantación de soluciones que muestran la posibilidad de reducir los gases de efecto invernadero. Se ha destacado cómo por medio de la innovación urbana se pueden conseguir los objetivos de la Agenda 2030, fomentar una economía más sostenible y potenciar herramientas inteligentes de financiación reforzando la cohesión social.

La teniente de alcaldía ha participado en la mesa redonda “¿Cómo ampliar y aumentar el papel de las ciudades en la lucha contra el cambio climático?”, en que ha destacado el papel clave de la Agenda 2030 para combatir el cambio climático como “la mejor directriz para afrontar el reto ambiental, pero también para gestionar los cambios sociales y económicos que inevitablemente se producirán en el futuro”. “Es necesario el apoyo de las autoridades nacionales y los organismos multilaterales en los gobiernos locales para tener una regulación más fuerte que intensifique la implementación de soluciones de innovación urbana que generen un impacto positivo en la sociedad y que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero”, ha añadido Bonet.

En la misma sesión, el comisionado de la Agenda 2030, Miquel Rodríguez Planas, ha participado en la mesa redonda “Experiencias en proyectos colaborativos liderados por ciudades”, donde ha destacado el trabajo del proyecto GrowSmarter para conseguir los objetivos de la Agenda 2030 y reducir las emisiones de CO2 y, al mismo tiempo, generar nuevos puestos de trabajo. “Si queremos hacer frente al cambio climático tenemos que crear alianzas entre todos los agentes para garantizar soluciones 100 % viables, es decir, que tengan un impacto efectivo en la reducción de los gases de efecto invernadero y, a la vez, que generen oportunidades de negocio y bienestar a la sociedad”, ha declarado el comisionado.

Según las Naciones Unidas, la sociedad del futuro será urbana y, en el 2050, más del 75 % de la humanidad vivirá en ciudades. Eso comportará más consumo de energía y, en consecuencia, más emisiones de efecto invernadero. De este modo, las ciudades deben asumir un compromiso y un papel destacado en la búsqueda de soluciones y en la lucha contra el cambio climático, teniendo en cuenta el impacto ambiental, la sostenibilidad económica, la cohesión social y la implicación de las futuras generaciones. Estos retos han empezado a generar nuevos modelos económicos en los que la innovación urbana y un enfoque inclusivo local basado en la Agenda 2030 se convierten en herramientas fundamentales para disminuir los riesgos sociales y laborales.

Más información

Back to top