Tecnología para adaptar la función pública municipal a los retos de la crisis sanitaria

La crisis sanitaria ha supuesto una digitalización forzosa de la actividad municipal que ayudará a establecer las bases para la definición de un nuevo concepto de puesto de trabajo en el consistorio.

La tercera teniente de alcaldía de Agenda 2030, Transición Digital, Deportes y Coordinación Territorial y Metropolitana del Ayuntamiento de Barcelona, Laia Bonet, ha presentado esta mañana a la comisión del Consejo Municipal de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación, Seguridad y Prevención el informe “Transición Digital y Teletrabajo en el Ayuntamiento de Barcelona durante la crisis de la Covid-19”. Un documento que recoge la estrategia tecnológica que el consistorio ha desarrollado para poder seguir ejerciendo sus funciones ante los retos que ha planteado la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. La estrategia está enfocada en ayudar a la gestión y desarrollo de los siguientes pilares esenciales:

  • Garantizar la prestación de los servicios esenciales e imprescindibles para la ciudadanía, velando para que los profesionales municipales dispongan de herramientas de puesto de trabajo y teletrabajo.
  • Dar cobertura a la respuesta sanitaria mediante planes de contingencia, proveyendo las herramientas necesarias y diseñando los protocolos de continuidad de los sistemas de información.
  • Reforzar la atención a la ciudadanía, flexibilizando la tramitación y garantizando la disponibilidad y el uso de la Oficina Virtual de Trámites, el teléfono gratuito 010 y las redes sociales municipales.
  • Dar continuidad a los otros servicios públicos que presta el Ayuntamiento, garantizando que todos los servicios no esenciales se puedan seguir desarrollando en modalidad de teletrabajo.

El Instituto Municipal de Informática (IMI), una vez decretado el estado de alarma, elaboró y puso en marcharse un Plan de Contingencia con una serie de medidas para poder garantizar, a los empleados y empleadas del Ayuntamiento, la capacidad de trabajar desde casa adecuando el puesto de trabajo con seguridad. Estas medidas han dado respuesta a asegurar una conexión segura a la red y a los servidores del Ayuntamiento para facilitar el acceso en el trabajo a distancia; al despliegue de dispositivos corporativos para los trabajadores que lo necesiten; y a la disposición de aplicaciones para facilitar el trabajo en equipo y colaborativo.

El resultado de las anteriores actuaciones ha permitido dar herramientas para trabajar a distancia a los 9.741 personas usuarias del Ayuntamiento y el conjunto de empresas municipales que utilizan una estación de trabajo informática, e incrementar el número de ordenadores portátiles corporativos en funcionamiento hasta 1.785. Los responsables del IMI han gestionado las altas de los usuarios en las plataformas, han diseñado guías de uso y mantienen un equipo de apoyo telemático para resolver dudas e incidencias.

Para posibilitar el trabajo a distancia, además de habilitar el acceso con seguridad a los sistemas de información desde el exterior, se han desarrollado una serie de cambios en el funcionamiento de los Sistemas de Información corporativos y se han añadido herramientas específicas que han mejorado la coordinación entre las diferentes áreas del Ayuntamiento. Se ha impulsado la utilización de plataformas colaborativas y de aplicaciones de videoconferencias como Webex, el software Humhub para facilitar el trabajo en equipo con documentos y tareas compartidas y Localret Meet, que ha permitido la retransmisión de plenarios utilizando la plataforma Youtube. Actualmente, en el Ayuntamiento se realizan más de un centenar de reuniones diarias con más de 800 participantes.

La alerta sociosanitaria y el necesario confinamiento de la población para combatir la pandemia ha significado, desde el punto de vista de la organización del trabajo en el Ayuntamiento, un cambio hacia la digitalización forzosa de la actividad municipal. Este cambio representa un impulso significativo en el proceso de Transición Digital y en la definición de un nuevo concepto de Puesto de Trabajo, que el Ayuntamiento ya había empezado a trabajar con la creación de un equipo de trabajo para la valoración, adecuación e implantación de nuevos modelos de gestión y organización del trabajo para facilitar la conciliación laboral y un mejor uso del tiempo.

Back to top