You are here

El pleno aprueba el plan especial para regularizar las obras de la Sagrada Família

Urbanismo. El Plenario del Consejo Municipal aprueba un plan especial urbanístico y una modificación de planeamiento del ámbito del templo, unos instrumentos necesarios para que la Junta Constructora pueda tramitar los permisos correspondientes.

El Plenario del Consejo Municipal aprueba un plan especial urbanístico y una modificación de planeamiento del ámbito del templo, unos instrumentos necesarios para que la Junta Constructora pueda tramitar los permisos correspondientes y normalizar un asunto pendiente desde hace más de 130 años

Durante el debate del pleno, la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha resaltado que “hoy es un día importante, porque con este pacto se consigue regularizar cuestiones administrativas, y también permite el mejor encaje del templo en la ciudad y recibir compensaciones por su impacto”.

Los documentos son fruto del acuerdo histórico firmado entre el Ayuntamiento y la Junta Constructora en octubre de 2018 según el cual la Sagrada Família se compromete a aportar 36 millones de euros para financiar los gastos municipales que generan sus actividades. El pacto se formalizó después de dos años de trabajo conjunto entre las dos instituciones, en el cual también se adelantó en la redacción de estos dos instrumentos legales necesarios para regularizar la situación urbanística de las obras.

Ahora, una vez aprobados los planes, el patronato podrá solicitar los permisos constructivos y de actividad correspondientes y tendrá que abonar los importes que le corresponda con el fin de poder finalizar las obras y desarrollar sus actividades. Se normalizará, pues, un asunto pendiente desde que se solicitó la licencia al Ayuntamiento de Sant Martí de Provençals en 1885.

Cuánto al detalle de los dos documentos, el MPGM hace unos cambios en las calificaciones urbanísticas del tramo de la calle de Provenza correspondiente a la isla del templo. En este ámbito, el Ayuntamiento ha pacificado la calle Provenza entre Marina y Cerdeña, donde se ha suprimido la circulación de vehículos y las plazas de aparcamiento y el espacio para peatones ha incrementado más de 5 metros.

La construcción de la Capilla de la Asumción implica el empleo de parte de la acera del lado mar de la calle. Teniendo en cuenta la nueva situación de la calle, el nuevo planeamiento compensa el espacio que ocupa la construcción de la capilla integrante el espacio para peatones en los chaflanes de la isla.

Tanto el MPGM como el plan especial establecen la ordenación urbanística de la parcela que ocupa actualmente el templo, delimitada por las calles Provenza, Cerdeña, Marina y Mallorca. La continuidad del proyecto con la escalinata de acceso a la fachada de la Gloria por la calle de Mallorca no es objeto del acuerdo de colaboración. No obstante, cuando se hayan tramitado y concedido las licencias correspondientes, se promoverá una comisión de trabajo para estudiar y abrir el debate sobre las posibles soluciones urbanísticas para finalizar el proyecto original de Antoni Gaudí. Esta comisión tendrá participación del patronato, vecinos y entidades de ciudad.