Plan para el Fomento del Empleo Juvenil de Calidad 2016-2020

El Plan para el Fomento del Empleo Juvenil de Calidad 2016-2020, consensuado con una cuarentena de agentes sociales y económicos, prevé invertir 8,5 millones de euros para combatir el paro juvenil -que representa un 12,3 % del total de parados- y mejorar la calidad del trabajo de las personas de menos de 30 años.

Y es que, si es cierto que el paro se ha reducido en los últimos años, lo ha hecho menos entre los jóvenes, que, además, sufren el problema de la temporalidad: un 88% de los contratos que firman son temporales.

 

La orientación profesional, la formación y el soporte a la inserción laboral son los ejes principales del plan

Este plan, que se ha elaborado a partir de un diagnóstico del actual mercado laboral con la aportación de los jóvenes de la ciudad, también tiene por objetivo garantizar la igualdad de oportunidades con independencia del barrio de residencia, el género, el nivel de formación o el entorno social.

Se destaca que las 39 medidas que se incluyen atienden especialmente la especificidad de cada barrio. Así, por ejemplo, en los distritos de Sants-Montjuïc y Nou Barris se concentra más cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan.

También se presta una atención especial a las personas más vulnerables dentro de este colectivo, como las que están afectadas por problemas de salud mental o las que no disponen de los estudios de secundaria finalizados. También preocupan las personas que han tenido que marchar fuera a buscar trabajo, poniendo énfasis en que los jóvenes tienen derecho a quedarse en su ciudad, y por eso deben poder trabajar y tener una vida autónoma.

Puedes consultar el plan aquí.