Plan de equipamientos y servicios juveniles 2018-2028

El Plan de Equipamientos y Servicios Juveniles de Barcelona (PESJove) desde 2018 hasta 2028 fue aprobado en pleno el 26 de noviembre de 2018 y presentado públicamente el 31 de enero de 2019 en el espacio de La Model.

Nacido de la reivindicación tanto del propio colectivo joven, como de la necesidad de los territorios de la ciudad, y también como una de las acciones a desarrollar dentro del Plan de Actuación Municipal (PAM) 2016-2019 y el Plan de Adolescencia y Juventud 2017-2021, para su construcción se tiene en cuenta un diagnóstico de la realidad actual de los y las jóvenes, y es fruto de un proceso de debate rico e intenso con todas las partes implicadas. En su elaboración se contó con la participación de unas 175 personas entre entidades, jóvenes, políticos, y profesionales de juventud.

El PESJove, que se estructura en 5 líneas de actuación básicas, es, en parte, continuador de su antecesor, el Plan de Equipamientos Juveniles 2008-2015, pero con novedades importantes, como la concreción de servicios para adolescentes, la formalización de la Red de equipamientos juveniles, la definición del proyecto integral y vertebrador de los equipamientos juveniles, o el reconocimiento y apoyo a los proyectos de iniciativa juvenil, entre otros.

Además, el PESJove unifica las denominaciones Casales de jóvenes y Espacios Jóvenes y crea un único modelo de equipamiento juvenil municipal con el nombre de Espacio Joven.

 

Un plan como herramienta de planificación y gestión

El PESJove pretende ser un documento que sirva como herramienta de planificación y gestión de los equipamientos en la ciudad. Asimismo, también busca ser una herramienta que ayude a definir los servicios juveniles y su interrelación con estos equipamientos. En esta línea, hace una planificación estratégica de equipamientos en la ciudad hasta el 2028.

Antes del 2028 Barcelona dispondrá de 13 nuevos equipamientos juveniles y llegará a un total de 29 en el conjunto de la ciudad. Estos trece Espacios Jóvenes nuevos se añadirán a los dieciséis equipos que ya existen actualmente y que adoptarán el nuevo modelo de Espacio Joven que prevé el nuevo plan. El distrito del Eixample abrirá sus primeros Espacios Jóvenes y cinco distritos más duplicarán o triplicarán el número de estos equipamientos.

 

Un plan que parte de la persona joven y adolescente como protagonista

El PESJove coloca la persona joven en el centro y presta especial atención a la adolescencia. La existencia de espacios y equipamientos juveniles es esencial para el desarrollo de este colectivo: pueden ser un espacio de crecimiento personal, donde la identificación, el sentimiento de identidad y de formar parte de proyectos, acciones y grupos de jóvenes, complementan su capacitación desde el ámbito de la promoción social y de la participación.

Los equipamientos juveniles también se convierten en espacios que complementan la formación de la gente joven, que despiertan sus intereses y los empoderan para construir proyectos personales, sociales y comunitarios. Es una concepción donde la dimensión comunitaria y la educación 360 serán fundamentales para crear los proyectos integrales de los equipamientos.

Por este motivo, el PESJove introduce el concepto del Proyecto Integral y vertebrador del Espacio Joven (PIVE), como la herramienta fundamental para conceptualizar el Espacio Joven teniendo en cuenta la realidad y las necesidades particulares de cada caso, la coherencia con los servicios que incorpore y la participación de la gente joven a la hora de definirlo.

 

Un plan que conecta y crea red

Una de las prioridades del PESJove es conseguir crear una red de equipamientos juveniles, al tiempo que también se potencian los espacios de encuentro entre profesionales y el reconocimiento de las buenas prácticas, y se fomenta y acompaña el impulso de plataformas juveniles territoriales que trabajen por objetivos comunes.

 

Un plan que reconoce y protege los proyectos autogestionados

El PESJove se plantea ir más allá de la definición estricta de los equipamientos y los servicios juveniles desde una perspectiva únicamente municipal. En este sentido, asume el reto de hacer valer los proyectos juveniles autogestionados con una fuerte dimensión educativa y comunitaria que, para desarrollarse, hacen uso de patrimonio ciudadano en régimen de cesión, sin formar parte de ninguna planificación de equipamientos municipales para jóvenes.

Este reconocimiento institucional conlleva, implícitamente, el compromiso del Ayuntamiento de establecer acciones que permitan el buen funcionamiento de estos proyectos, en especial a la hora de dotarlos, en el marco del Plan, de locales óptimos para poderse desarrollar.

 

[Actualización I Abril 2019]