Carme Valls

Carme Valls: “La salud de las mujeres es aún invisible para la ciencia”

 

Nacida en 1945 en el barrio de Gracia de Barcelona, Carme Valls se licenció en medicina y cirugía en 1968 por la Universidad de Barcelona y se define como una feminista de la vida. Cree que se debe atender la salud de los hombres y las mujeres con igualdad de condiciones pero teniendo en cuenta las diferencias biológicas que existen entre los dos sexos.

 

¿A qué te dedicas actualmente?

Soy médica. Me dedico a la asistencia médica en medicina interna y endocrinología. También hago investigación y docencia en el Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS). Desde los años 90 llevo el programa Mujer, Salud y Calidad de vida en este centro.

¿Cuando te empezaste a interesar por la perspectiva de género en la salud?

Cuando me di cuenta que no sabíamos dar una respuesta médica adecuada a las mujeres que sufrían dolor y fatiga. Esto fue hacia los 90. Con los compañeros de CAPS vimos que no teníamos una formación adecuada para atender bien a las mujeres. Fue en ese momento que nació el Programa Mujer, Salud y Calidad de Vida. La ciencia hasta entonces no había tenido en cuenta las diferencias biológicas entre hombres y mujeres y prácticamente no existían estudios sobre los problemas de salud femeninos.

¿A día de hoy, crees que se tiene en cuenta el género en la salud?

Un no rotundo. Hay buenas intenciones pero ni a nivel asistencial ni en la docencia se tiene en cuenta el género. Hay algunas excepciones puntuales como por ejemplo el caso de las enfermedades cardiovasculares porque se está viendo que afectan más a las mujeres que a los hombres cuando se creía que era lo contrario.

¿Cómo llegan los contaminantes ambientales a nuestro cuerpo?

A través del aire, el agua y los alimentos. Los contaminantes nos entran por estas vías y por el uso de buena parte de los productos de nuestro día a día, como son la ropa, los cosméticos, los muebles ... También nos afectan las radiaciones ionizantes y las no ionizantes.

¿Por qué las mujeres son más vulnerables a la contaminación ambiental que los hombres?

Porque los contaminantes ambientales actúan como disruptores hormonales y, por tanto, se nos alteran los ciclos hormonales, entre ellos el ritmo menstrual. Además por el hecho de dar la vida, las mujeres tenemos más grasa en el cuerpo y la mayoría de tóxicos ambientales se acumulan en grasas. La obesidad, la diabetes, el aumento de las enfermedades tiroideas, los partos prematuros y el cáncer de mama son algunas de las enfermedades que están relacionadas con la exposición a la contaminación ambiental.
Los partos prematuros y el cáncer de mama son algunas de las enfermedades que están relacionadas con la exposición a la contaminación ambiental.

¿Qué medidas se pueden tomar como prevención?

Comer alimentos ecológicos, utilizar cosméticos naturales o que no lleven parabenos, evitar usar insecticidas ...

Pero para cambiar la situación colectivamente ¿qué se puede hacer?

Unirnos. Son necesarias políticas públicas para reducir la contaminación ambiental y que la Iniciativa REACH se aplique bien.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me permite encontrar respuestas a las preguntas que me hago y ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que vienen a verme Cuando me lo dicen me gusta mucho.

¿Nos confiesas alguna pasión?

Me encanta el mar y la poesía.

 


 

En La Fàbrica del Sol se ha hablado sobre la medicalización de la salud de las mujeres y sobre que la ciencia médica sigue siendo muy androcéntrica. Se han presentado cuáles son los contaminantes ambientales que afectan la salud de las mujeres y cuáles son las enfermedades asociadas. Carme Valls ha puesto de manifiesto las diferencias de género en la salud y en los servicios sanitarios, proporcionado a las asistentes información y recursos para mejorar la calidad de vida.