Francesc Daumal

Francesc Daumal: "El paisaje sonoro cambia con la evolución de la ciudad"

 

Nacido el 28 de mayo de 1948 en Barcelona, Francesc Daumal se define como una persona que se fija en la poética de la acústica. Catedrático de Alumbrado y Climatización en la ETSAB, compagina su actividad docente con la divulgación y conservación de los paisajes sonoros de la ciudad y sobre todo en la puesta en valor y el conocimiento de la importancia de la acústica de los espacios.

 

¿A qué te dedicas actualmente?

Soy profesor de acústica en la ETSAB y dirijo la Cátedra de Acondicionamiento y Servicios en la UPC.

¿Por qué te interesaste por la vertiente acústica de la arquitectura?

Estudié música mucho tiempo y tocaba el bajo en un grupo. Este instrumento suena en una tonalidad que tiene una gran reverberación y esto hacía que en muchos espacios no me escuchara bien. Mis compañeros me recomendaban hacer cambios de los agudos o de la posición de los altavoces, pero yo seguía sin escucharme bien y no sabía el porqué. Lo descubrí durante mis estudios de Arquitectura con el profesor Santiago Villalonga y me gustó tanto que descubrí también mi vocación: quería ser acústico.

Participaste en el Acusticat, primer Congreso de Acústica de Cataluña, ¿qué piensas de que se haya puesto en marcha este congreso y para qué piensas que servirá?

Ha generado diálogo entre una gran diversidad de agentes implicados en la acústica: arquitectos, urbanistas, ingenieros, también guardias urbanos y educadores y técnicos de diversas administraciones con muy buenos resultados y con un coste cubierto por los patrocinadores que vinieron a mostrar sus aislamientos e instrumentos de medida sonométrica. Que haya sido un congreso monográfico y gratuito es muy valioso y ha supuesto un gran éxito.

¿Cómo empezó tu colaboración con La Fàbrica del Sol?

Hice una oferta de un itinerario sonoro por el Gòtic al Ayuntamiento que hacía con mis alumnos de la asignatura de acústica y gustó. Era un itinerario en el que se proponía la experiencia de escuchar in situ el paisaje sonoro del Gótico. Los participantes se tapaban los ojos guiados por parejas y en diferentes puntos nos deteníamos para poder escuchar los sonidos de diferentes momentos del día y así poder ser conscientes. Extendimos la propuesta a otros barrios de la ciudad y los llamamos Els batecs dels barris.

¿Por qué crees que es importante conservar el patrimonio sonoro de la ciudad?

El objetivo de enseñar a la gente los sonidos de la ciudad es para que los conozcan. Barcelona tiene un potencial increíble y su paisaje sonoro puede ser un recurso turístico interesante. Cada día estamos destruyendo muchos sonidos, como por ejemplo los picadores de las puertas. La sonoridad de los sitios tiene un significado histórico y etnológico: las calles de los gremios sonaban cada uno de manera diferente. Nos interesa que los sonidos estén vivos, pero están siendo sustituidos por altavoces.

¿Qué diferencia hay entre sonidos y ruidos?

Los sonidos configuran la vida, pero cuando te distraen se convierten en ruidos. Los ruidos son aquellos sonidos que no deseamos y esto depende del momento y de los intereses de cada uno.

¿Qué propuestas harías para reducir la contaminación acústica de Barcelona?

Pienso que la ciudad debe favorecer la comunicación sonora entre los ciudadanos, por ello es necesario diseñar y distribuir los espacios urbanos teniendo en cuenta su acústica y favorecer entornos sonoros agradables. Hay que repensar la normativa desde un punto de vista acústico. Sobre todo promover la educación sonora, en todas las edades y para todas las personas.

Y ya para finalizar, qué sueño te gustaría ver cumplido?

Me gustaría dejar una Barcelona que la gente dijera que vale la pena venir a explicar. Dar a conocer como late y como canta Barcelona, ​​cuáles son los sonidos que la definen específicamente para amarla.

 


 

La Fàbrica del Sol ha presentado Els batecs dels barris del programa ¿Cómo Funciona Barcelona? para adultos y familias en el primer Congreso de Acústica de Cataluña celebrado en Sabadell el pasado 30 de abril de 2016. Els batecs dan a conocer a la ciudadanía el paisaje sonoro de cada distrito de Barcelona para darles herramientas para quererlo.