Helena Barracó

"No podemos pensar que la responsabilidad del cambio necesario para abordar la crisis climática tiene que recaer sólo en los más jóvenes."

 

Helena Barracó es ambientòloga y cabeza de educación ambiental del Ayuntamiento de Barcelona. Interesada por la Ecología Urbana y las ciudades sostenibles, trabajó en la red de ciudades ICLEI-Local Governments for Sustainability cuando en Europa se estaban impulsando las agendas locales 21. Desde el año 2000 trabaja al Ayuntamiento de Barcelona, en el Área de Medio Ambiente y Servicios Urbanos, desarrollando tareas diversas: impulsando la ambientalització interna con el programa Ajuntament+Sostenible, trabajando en el ámbito de la prevención de residuos y coordinante los indicadores de sostenibilidad, entre otros. Desde el 2017 coordina los equipamientos y programas dedicados a extender la cultura de sostenibilidad y la acción climática a Barcelona.

 

El día 26 de enero se celebra el día mundial de la educación ambiental. ¿Porque crees que es importante que le dediquemos un día?

¡Pienso que el Día Mundial de la Educación Ambiental tiene más vigencia que nunca!

Es un día para reflexionar sobre los conocimientos que tenemos sobre nuestra relación con el medio ambiente y en lo que tenemos que hacer tanto individualmente como de manera colectiva con el fin de frenar el cambio climático. Tenemos que promover una educación ambiental que facilite el pensamiento crítico, que promueva nuevos valores y que ayude emprender acción, con rigorositat y con la convicción de que todavía estamos a tiempo.

Estamos en unos años determinantes, donde se decidirá hasta qué punto es irreversible y grave el cambio climático.

En el momento actual, que nos planteamos cómo tiene que ser la “nueva normalidad” después de la pandemia, estos elementos tienen que estar presentes y la educación ambiental es una herramienta que juega un papel clave.

 

¿Muchas veces se asume que la educación ambiental va dirigía en los más pequeños o a las generaciones futuras, pero que pasa con los grupos de más edad?

Efectivamente, el público escolar es el primero que le viene en la cabeza a la mayoría de gente cuando hablamos de educación ambiental, seguramente por que en sus inicios, hace más de cuarenta años, era el público al que se dirigían las actividades y proyectos. Es un público muy importante, pero no podemos pensar que la responsabilidad del cambio necesario para abordar la crisis climática tiene que recaer sólo en los más jóvenes. Está claro que la crisis climática, nos interpela en todos y cada uno de nosotros.

Los programas de educación ambiental dirigidos a escolares y al profesorado siguen teniendo mucha relevancia, pero en los últimos años se han ido diversificando los formatos, los mensajes y proyectos para llegar a más públicos. También se han diversificado los agentes que promueven la cultura de sostenibilidad y las temáticas que se abordan. Así pues tenemos un entramado de actores interelacionats más complejo y enriquecedor.

Barcelona cuenta con una red de equipamientos ambientales, la XEAB, que pretenden extender la cultura de la sostenibilidad para poder hacer frente al cambio climático. ¿Nos puedes explicar una pizca mejor qué es la XEAB?

La Red de Equipamientos Ambientales de Barcelona son 16 equipamientos de la ciudad que tienen una programación continuada de cultura de sostenibilidad y lo hacen trabajando en red, de manera coordinada, buscando sinèrgies y complementariedades.

Estos equipamientos ofrecen talleres, visitas y actividades culturales que se programan tanto dentro del mismo equipamiento como en otros equipamientos culturales (centros cívicos, bibliotecas) y también en acontecimientos, que pueda resultar, atractiva por todo tipo de públicos. Se programa atendiendo criterios de temáticas de interés de ciudad, como éste 2021 que ha estado el año en que Barcelona ha sido capital de la Alimentación Sostenible, los días señalados de relevancia ambiental (como el día mundial del agua, la semana de la movilidad sostenible o la semana de prevención de residuos) y también atendiendo en necesidades, proyectos y fiestas del barrio.

Animo a todo el mundo a suscribirse a l’Agenda+Sostenible, que es el boletín donde informamos de toda la programación de cultura de sostenibilidad de la ciudad.

Háblanos un poco del Congrés Nacional de Educación Ambiental. ¿Pensamientos que las conclusiones que se han extraído pueden ayudar a mejorar la situación de crisis climática que vivimos?

He tenido la suerte de poder participar en el comité organizador del Segundo Congrés Nacional de Educación Ambiental. El hecho de haber pasado las sesiones a formato virtual, ha provocado que hiciéramos un trabajo continuada durante 2 años para organizar las 8 sesiones en línea, nos hemos conocido más y hemos podido compartir mejor nuestras inquietudes, el trabajo que hacemos… ¡Ha sido intenso y enriquecedor!

Pienso que el Congrés ha permitido hacer una buena reflexión sobre el estado de la educación ambiental en Cataluña, poniendo el acento en cómo tenemos que abordar el reto de pasar de la acción individual a la transformación colectiva.

Las conclusiones su un punto de partida y de consenso que interpela a todos los agentes que trabajan en el ámbito de la educación ambiental en Cataluña. Yo destaco que se reafirma que más allá de las estrategias y los instrumentos que crean conciencia de la gravedad de la crisis socioambiental, hay que encontrar maneras de ayudar a todo el mundo a relacionarla con las decisiones personales y colectivas y mecanismos para capacitarnos para la acción transformadora. La educación ambiental tiene que promover el análisis crítico del entorno, la discusión de valores, la imaginación de escenarios futuros, la exploración de alternativas, la toma de decisiones de manera participativa, la ejecución de acciones cooperativas y la evaluación de los resultados son aprendizajes clave en esta capacitación.

 

La educación ambiental es básica para luchar contra el cambio climático y crear una sociedad más sostenible; ¿pero qué más podemos hacer los ciudadanos con el fin de luchar contra esta crisis climático?

La última encuesta de hábitos y valores de sostenibilidad que hemos hecho en la ciudad de Barcelona, indica hay una elevada conciencia en la ciudad de la gravedad del cambio climático y la mayoría de las personas entrevistadas se declara consciente de la importancia de las propias acciones sobre el cambio climático. Sin embargo, todavía queda mucho recorrido por hacer por que esta concienciación se acabe convirtiendo en acciones corresponsables y transformadoras.

Podemos hacer muchas acciones, algunas bien sencillas, para luchar contra la crisis climática:

  • Compramos de manera responsable: compramos con fiambreras y envases reutilizables, compramos ecológico y de proximidad, comemos menos carne, intercambiamos y damos la ropa que no utilizamos, reparamos los objetos, hacemos turismo responsable, depositamos nuestro dinero en bancos con compromiso ético y sostenible.
  • Empezamos por casa: cambiamos a un operador de electricidad 100% renovable, utilizamos electrodomésticos eficientes, ponemos verde en el interior, balcones y terrados.
  • Emprendamos la acción colectiva: participamos en proyectos de sostenibilidad del barrio (compostaje, huertos comunitarios, etc.), miramos si es posible poner placas solares a la comunidad de vecinos, participamos en acciones voluntariado ambiental, impulsamos y participamos en proyectos de sostenibilidad en la escuela de nuestros hijos.
  • Cuidémonos: tengamos un estilo de vida tranquilo, cuidemos de personas vulnerables al calor, visitamos a familiares y conocidos que viven solos.
  • Movamonos bien: vamos a pie, en bicicleta y en transporte público siempre que sea posible, compartimos los vehículo privado si lo tenemos que utilizar, si tenemos que hacer trayectos largos priorizar el tren, hacemos teletrabajo si es posible.
  • Estemos bien informados y hablemos del cambio climático con familiares y conocidos.

Os animo a conocer el ¡Mapa Barcelona+Sostenible, donde podréis encontrar las iniciativas, proyectos y comercios de interés sòcio-ambiental que tenéis al lado de casa!

 

¿De cara el próximo año, el Ayuntamiento de Barcelona tiene en mente algún proyecto con el fin de seguir creando conciencia a través de la educación ambiental?

En el marco del el Plan Cambiamos por el Clima 2030, que tiene por misión extender la cultura de sostenibilidad y acelerar la acción climática, se recogen toda una serie de proyectos que queremos impulsar. Me gustaría destacar cinco proyectos transformadores dirigidos a diferentes públicos, que trabajaremos durante el 2022.

Queremos impulsar una Asamblea Ciudadana por el Clima, con una muestra de gente representativa de la ciudad, escogida de manera aleatoria con el fin de investigar, debatir y hacer recomendaciones sobre cuestiones complejas como la emergencia climática y poder profundizar en cómo relacionan sus acciones cotidianas con el cambio climático.

Debates ciudadanos sobre los límites ecológicos de la ciudad. Aprovechando que hay que renovar el Compromiso Ciudadano por la Sostenibilidad 2012-2022, se hará el retrato de ciudad desde el punto de vista del espacio justo y seguro donde la ciudad puede prosperar, con fundamentos constituidos por los derechos universales y techo definido por los límites ecológicos del planeta. Este retrato se realizará, invitando tanto a la ciudadanía como a las entidades de la red Barcelona+Sostenible a participar en unos debates para definir cómo transitar hacia estilos de vida que permitan la prosperidad dentro de este espacio justo y seguro.

Seguiremos trabajando para conseguir que cada distrito de la ciudad tenga como mínimo un equipamiento ambiental de referencia con una programación de actividades diversa y que actúe también como un punto informativo y dinamizador de proyectos transformadores con formatos accesibles y atractivos como el compostaje comunitario, las comunidades energéticas, las oportunidades para el voluntariado ambiental y la ciencia ciudadana, los huertos comunitarios, etc. Seguiremos impulsando la acción climática en los centros educativos de la ciudad, dando a conocer toda una serie de recursos para trabajar el cambio climático (maleta pedagógica, guía, recursos online, exposición, ApS), creando un acompañamiento para el profesorado y promoviendo el encuentro de los alumnos con científicos expertos con la iniciativa Jóvenes por la emergencia climática.

Ampliaremos las subvenciones de Proyectos por el Clima, a fin de que aquellas entidades, asociaciones y organizaciones puedan realizar sus proyectos transformadores en mitigación, adaptación, acción ciudadana o justicia climática puedan.

 

Barcelona, enero 2022