Diez años enseñando a valorar el litoral barcelonés

Equipamientos. El Centro de la Playa celebra su décimo aniversario con la voluntad de continuar trabajando por el medio ambiente.

El Centro de la Playa celebra este año el décimo aniversario con muy buena salud. Durante este tiempo ha trabajado para dar a conocer y poner de relieve el ecosistema presente en esta zona mediante diversas actividades.

Como es habitual a mediados de julio, la playa del Somorrostro, ubicada frente al Hospital del Mar, está llena a rebosar y, en consecuencia, el Centro de la Playa, también. Este equipamiento de educación ambiental de la playa es un espacio de encuentro, formación e información para las personas interesadas en el litoral barcelonés. Y este año celebra su décimo aniversario.

“Nuestra función es dar a conocer el ecosistema de la zona en la ciudad y ponerlo de relieve”, explica Sandra Bernal, coordinadora del Centro de la Playa. ¿Cómo se puede hacer esto? Pues a través de diversas actividades educativas y ambientales. Las hay programadas a lo largo de la temporada, desde marzo hasta septiembre, y están dirigidas tanto a la participación en grupo —niños, personas mayores y familias— como individual.

Por ejemplo, los más pequeños pueden descubrir la biodiversidad y los operadores que trabajan en la playa mediante una gincana, o bien elaborar una cometa con materiales reciclados. Por su parte, los más mayores pueden disfrutar de los paseos ambientales a la orilla del mar o reflexionar sobre el estado del mar y seguir un taller final de cocina. “Es una manera muy buena de complementar el día de playa!”, afirma Bernal.

Paralelamente, el Centro de la Playa ofrece otros servicios que promueven el consumo colaborativo y la minimización de residuos: la Biblioplaya y la Ludoplatja, un servicio de préstamo de diarios, revistas y material lúdico para llevar a la playa. Además, hay un aula polivalente y una sala de exposiciones.