¿Sabías que disminuye la acción polinizadora?

Medio ambiente. Los factores principales que explican esta bajada están relacionados con la disminución de la disponibilidad de espacio y de alimento para los insectos causada por la agroindustria.

Los factores principales que explican la bajada del número y la diversidad de insectos polinizadores están relacionados con la disminución de la disponibilidad de espacio y de alimento para los insectos causada por la agroindustria.

La mayoría de plantas con flor dependen de los animales, y en particular de los insectos con el fin de garantizar el transporte del polen y así asegurar su reproducción.

La disminución de insectos polinizadores ha sido confirmada en la Convención sobre Diversidad Biológica del 2006, y las abejas domésticas y las salvajes son de los insectos que han sufrido más fuertemente esta bajada. Este fenómeno es debido a diversos factores, y la comunidad científica no considera ninguno de ellos exclusivo.

Algunos estudios apuntan como principal causa un problema vírico, otros hablan de algunos nuevos predadores que han llegado de lejos y que están diezmando las poblaciones (como es el caso de la avispa asiática, o el ácaro de la Varroa y algunos escarabajos). Otros estudios se centran más en los factores antropogénicos que afectan directamente a las poblaciones y que están relacionadas con los efectos negativos de la agricultura intensiva e industrializada y la sobreurbanización del espacio. La suma de todos estos problemas amenaza la biodiversidad y el número de polinizadores.

Los efectos negativos de la agricultura intensiva e industrializada sobre la disminución de polinizadores se explican por una combinación de factores: la falta de recursos florales silvestres (fuentes de néctar y polen) y la escasez de hábitats seminaturales en torno a las fincas producen una falta de localizaciones para la nidificación y una disminución de los recursos alimenticios. También son muy perniciosos los productos fitosanitarios que se utilizan ya que son tóxicos para los polinizadores y se dispersan rápidamente por la acción del viento.

La pérdida de hábitats parece ser uno de los factores clave que explica el declive global de las poblaciones de polinizadores silvestres.

Más de 2500 especies de abejas en Europa

Según el proyecto Urbanbees de la UE, existen más de 2500 especies de abejas en Europa. De éstas, la abeja de la miel, o abeja social o doméstica, la más conocida, es una sola especie. El resto de especies son especies de abejas salvajes, y la mayoría de ellas solitarias. Cada hembra de abeja solitaria construye su propio nido donde pone sus huevos, cerrándolos en una celda larvaria que los acoge con las reservas alimenticias necesarias para su desarrollo completo. Cada especie tiene exigencias bien diferentes: las hay que son generalistas, pero otras están muy especializadas en su alimento. Todas las hembras tienen unas estructuras adaptadas para la recogida y el transporte de néctar (como fuente de energía o azúcares) y de polen (como fuente de proteínas).

La Fábrica del Sol, dentro del ciclo sobre bioindicadores urbanos que se llevó a cabo el pasado mes de junio, invitó a la ciudadanía de Barcelona a visitar el hotel de insectos del Jardín Botánico de Barcelona.