Descripción: 

Prestación económica de urgencia que se otorga a personas que han perdido su vivienda como consecuencia de un proceso de desahucio o de ejecución hipotecaria y que son titulares de un contrato de alquiler o están buscando vivienda.

Requisitos: 
  • Residir en Cataluña.

  • Las personas solicitantes deben encontrarse en situación de pérdida de la vivienda y tienen que ser titulares de un contrato de alquiler o estar en proceso de búsqueda de vivienda.

  • En este supuesto, se podrá dictar una resolución favorable de la solicitud de prestación, condicionada a la presentación del contrato de arrendamiento en el plazo de 60 días, contados a partir del día siguiente de la fecha de su notificación.

  • No pueden acceder a estas prestaciones las personas ocupantes de viviendas gestionadas por la Agencia de la Vivienda de Cataluña, ni tampoco las que han recibido la oferta para acceder a una vivienda del parque público de alquiler y no la han aceptado, salvo por causa justificada.

  • Acreditar la urgencia y la especial necesidad de la unidad de convivencia de la persona solicitante mediante la aportación de un informe socioeconómico de los Servicios Sociales de atención primaria o especializada, en el que se proponga el otorgamiento de la prestación por estos motivos.

  • Los ingresos de la unidad de convivencia de la que forma parte la persona solicitante en el momento de presentar la solicitud (ingresos mensuales ponderados de acuerdo con el número de miembros que forman parte y de la zona donde esté ubicada la vivienda) no pueden ser superiores a 2 veces el IRSC (indicador de renta de suficiencia de Cataluña) ponderado si se trata de una persona sola, no superiores a 2,5 veces el IRSC ponderado si se trata de unidades de convivencia de dos miembros o más y no superiores a 3 veces el IRSC ponderado, en el caso de personas con discapacidad o con gran dependencia.

  • Se entiende por unidad de convivencia el conjunto de personas empadronadas en un domicilio con independencia de si tienen relación de parentesco entre sí.

  • El plazo entre la fecha en la que se deja la vivienda y la fecha en la que se solicita la prestación no puede ser superior a 24 meses.

  • La fecha de entrada en vigor del nuevo contrato no puede ser anterior en 60 días a la fecha en la que se deja la vivienda, excepto en los casos de dación en pago o por otros procesos jurídicos en los que el plazo puede ser de 180 días.

  • La vivienda debe estar destinada a residencia habitual y permanente del solicitante, que es la que constituye su domicilio según el padrón municipal.

  • La persona solicitante ni ningún otro miembro de la unidad de convivencia deben tener ninguna vivienda en propiedad, a menos que no dispongan de su uso y disfrute.

  • La persona solicitante debe ser titular de un contrato de alquiler, de una cesión de uso o, excepcionalmente, de un contrato de subarrendamiento de la vivienda que constituye su domicilio habitual y permanente.

  • Las personas arrendatarias ni ningún miembro de la unidad de convivencia pueden tener vínculos de parentesco con el arrendador (matrimonio, relación estable, consanguinidad, adopción o afinidad, hasta segundo grado).

  • El importe de las rentas de alquiler que debe pagar la persona solicitante de la prestación no puede superar los siguientes importes mensuales máximos:

    • 750 € si la vivienda está situada en Barcelona ciudad.
    • 600 € en la demarcación de Barcelona.
    • 450 € en la demarcación de Tarragona.
    • 450 € en la demarcación de Gerona.
    • 400 € en la demarcación de Lérida.
    • 350 € en la demarcación de las Tierras del Ebro.

 

  • El importe de la prestación se establece en el 60 % de la renta anual de la vivienda, con un límite máximo de 2.400 € por vivienda. Esta prestación solo puede ser otorgada una vez y por un periodo máximo de 12 meses.

  • La prestación se reconoce a partir del mes siguiente a la fecha de presentación de la solicitud. En los casos en los que se ha dictado una resolución favorable, condicionada a la aportación del contrato de alquiler, se reconoce el derecho a partir del mes en el que se haya aportado el contrato.

  • El importe de la prestación complementaria para los gastos de fianza y de acceso a la vivienda en régimen de alquiler se establece sobre la base del gasto acreditado, con un importe máximo de 600 €, y solo se puede otorgar una vez. No pueden haber transcurrido más de 3 meses entre la fecha de la firma del contrato de arrendamiento y la presentación de la solicitud.

Para más información: