Descripción: 

Son ayudas a fondo perdido para hacer frente al pago del alquiler de las unidades de convivencia que tengan ingresos bajos o moderados, a quienes el coste de la vivienda puede situar en riesgo de exclusión social residencial.

La ayuda municipal al alquiler es una prestación económica destinada a los arrendatarios con dificultades económicas para hacer frente a las cuotas del alquiler. Esta prestación, otorgada después de una mediación entre las partes y el Ayuntamiento, permite mantener la vivienda y evitar la exclusión social.

Estas ayudas están destinadas a todas las personas que residan en la ciudad de Barcelona, titulares de un contrato de alquiler y cuya vivienda de alquiler sea la habitual y permanente.

La ayuda municipal para el pago del alquiler tiene una duración máxima de 12 meses.

Requisitos: 

Para poder ser beneficiario/a de la nueva ayuda municipal al alquiler hay que cumplir los siguientes requisitos:

  • Acreditar la residencia legal en la ciudad de Barcelona. Para atender situaciones puntuales y urgentes de alojamiento, es suficiente acreditar 6 meses de empadronamiento inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud por parte de la persona solicitante.

  • Estar empadronado/a en la vivienda para la que se solicita la prestación.

  • La vivienda tiene que estar destinada a residencia habitual y permanente del solicitante.

  • Ingresos de la unidad de convivencia (UC): el límite máximo de ingresos es de 2 veces el IRSC si se trata de personas que viven solas, 2,5 veces el IRSC si se trata de UC o 3 veces el IRSC en caso de UC con una persona discapacitada o con gran dependencia.

2 IRSC, 1 miembro

2,5 IRSC, 2 miembros

2,5 IRSC, 3 miembros

2,5 IRSC, 4 o más miembros

3 IRSC, 1 miembro

3 IRSC, 2 miembros

3 IRSC, 3 miembros

3 IRSC, 4 o más miembros

21.247,28 €

27.380,52 €

28.558,17 €

29.510,11 €

31.870,92 €

32.856,62 €

34.269,81 €

35.412,13 €

 

  • No pagar un alquiler mensual superior a 900 €.

  • Destinar más del 30 % de los ingresos de la unidad de convivencia al pago del alquiler.

  • Haber incurrido en impago del alquiler o tener dificultades para pagarlo por falta de recursos económicos.

  • Garantizar estar en condiciones de continuar pagando el alquiler.

  • Tener domiciliado el cobro de la prestación en una entidad financiera.

  • Pagar el alquiler mediante transferencia bancaria, recibo domiciliado, ingreso en cuenta o recibo emitido por la persona administradora de la finca como mínimo a partir del mes siguiente a la fecha de presentación de la solicitud.

  • No tener (ningún miembro de la unidad de convivencia) ninguna vivienda en propiedad, a menos que no disponga del su goce y disfrute.

  • No tener ningún parentesco por vínculo de matrimonio u otra relación estable análoga, por consanguinidad, adopción o afinidad hasta el segundo grado entre los arrendatarios y la persona o la entidad arrendadora.

  • La persona solicitante o la unidad de convivencia no pueden tener una base imponible del ahorro de la declaración del IRPF superior a 500 €.

  • No ser inquilinos/as de viviendas propiedad o gestionados por la Agencia de la Vivienda de Cataluña o Instituto Municipal de la Vivienda y Rehabilitación de Barcelona, así como de viviendas subvencionados por programas públicos.

 

Ayudas para casos donde ya ha habido mediación:

 

  • Unidades de convivencia que formalicen un contrato de alquiler de una vivienda una vez finalizada su estancia y proceso de inclusión en un recurso residencial de la Red de Viviendas de Inclusión de Barcelona o en un recurso residencial para mujeres víctimas de violencia machista en el que el servicio referente sea el SARA (Servicio de Atención, Recuperación y Acogida) o ABITS (Agencia para el Abordaje Integral del Trabajo Sexual) del Ayuntamiento de Barcelona, así como las personas que, a petición de la Mesa de Valoración para la adjudicación de viviendas para situaciones de emergencia social, hayan perdido su vivienda habitual y formalicen un nuevo contrato de alquiler.

  • Unidades de convivencia que hayan sido atendidas a través del servicio de mediación de la Red de Oficinas de la Vivienda de Barcelona y que:

  • Hayan firmado un contrato de alquiler a través de la Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona.

  • Hayan acordado una rebaja mínima de 50 € mensuales en el recibo de alquiler y siempre que presenten la solicitud en el plazo máximo de 120 días a contar desde la fecha de efecto del acuerdo de rebaja firmado con la propiedad. Excepcionalmente, el requisito del acuerdo de rebaja de alquiler no será exigible si tiene iniciado un procedimiento judicial por impago de las rentas de alquiler.

  • Unidades de convivencia que hayan sido beneficiarias de la ayuda temporal garantizada o del servicio de apoyo al acceso a la vivienda que otorga el Área de Derechos Sociales.

  • Unidades de convivencia que formalicen un contrato de alquiler de una vivienda una vez finalizada su estancia y proceso de inclusión en un recurso residencial de la Red de Viviendas de Inclusión de Barcelona o en un recurso residencial para mujeres víctimas de violencia machista en el que el servicio referente sea el SARA (Servicio de Atención, Recuperación y Acogida) o ABITS (Agencia para el Abordaje Integral del Trabajo Sexual) del Ayuntamiento de Barcelona, así como las personas que, a petición de la Mesa de Valoración para la adjudicación de viviendas para situaciones de emergencia social, hayan perdido su vivienda habitual y formalicen un nuevo contrato de alquiler.

Para más información: