El proceso cooperativo “Las Ramblas”, del equipo Km-ZERO, es la propuesta ganadora del concurso internacional convocado por el Ayuntamiento de Barcelona para dinamizar y remodelar La Rambla de Barcelona.

El objetivo es devolver a la ciudadanía uno de sus ejes históricos y más simbólicos, y hacerlo de manera cooperativa, para que su transformación comporte una mejora global de este espacio urbano central y vertebrador de la ciudad y de la experiencia de las personas que lo habitan, lo visitan y lo disfrutan.

Este es un proceso que quiere poner en marcha una propuesta de urbanización y rediseño con una metodología innovadora, para hacer de La Rambla un sitio diverso, flexible, sostenible, inclusivo, accesible, coherente, seguro, inteligente, contextualizado y confortable.

El proyecto es una herencia y relieve del trabajo que han hecho previamente entidades, vecinos y vecinas y Administración para repensar La Rambla conjuntamente y ampliar el debate a toda la ciudad. Ahora se quiere concretar en un conjunto de estrategias que acompañen su reurbanización, y hacerlo, nuevamente, como una tarea conjunta.

“Las Ramblas” es el nombre elegido para identificar un proyecto que quiere beber de toda la diversidad, complicidades y complejidades de este espacio urbano de Barcelona, y que se plantea partiendo del trabajo cooperativo entre ciudadanía, Administración y personal técnico experto:

Grupos cooperativos ciudadanos (GCC)

Los grupos cooperativos están formados por un bloque de técnicos y técnicas: los del equipo redactor Km-ZERO y miembros de sus dos equipos (Equipo de Estrategias y Equipo de Urbanización), y los técnicos y las técnicas municipales de las áreas sectoriales correspondientes; un bloque de ciudadanía experta, en el que se ha elegido a personas pertenecientes a entidades sectoriales vinculadas con las temáticas de cada grupo o personas que a título individual son especialistas en los temas; y, finalmente, un último bloque de representación del territorio, en el que se ha incluido a asociaciones vecinales y asociaciones de diferentes ejes comerciales.

GCC1: Movimiento

Se propone trabajar las problemáticas no solo desde la movilidad de vehículos y transporte público, sino principalmente en relación con el movimiento de las personas, así como profundizar en la complejidad de las necesidades logísticas y ciudadanas, teniendo en cuenta la Vía Laietana, el Paral·lel, el frente marítimo y los nodos de plaza de Catalunya, plaza de Urquinaona y plaza de la Universitat, piezas fundamentales a la hora de definir la propuesta.

GCC2: Cultura y equipamientos

Se quiere profundizar en el diagnóstico de cuáles son las problemáticas y cuál el potencial para el rescate cultural de las Ramblas. Se propone elaborar un plan de gestión cultural y de equipamientos, a través del cual se quiere conectar de nuevo con la historia patrimonial, cultural y política de La Rambla, y reconvertirla en un espacio de promoción de la cultura y de la actividad comunitaria y educativa, así como de los valores, las propuestas y las iniciativas ciudadanas.

GCC3: Comunidad y espacio público

Se quiere trabajar para hacer de La Rambla un verdadero eje vertebrador e identitario de la ciudad, un espacio urbano de paseo y de estancia que se defina como espacio unitario, complejo y flexible, y que permita la pluralidad de usos en diferentes escalas, así como la interrelación y puesta en valor de los diferentes equipamientos culturales y edificios de especial interés. Se propone definir un plan de dinamización comunitaria y temporal y un plan de gestión de espacio de gran afluencia.

GCC4: Economía y trabajo

Se quiere identificar y hacer visible el circuito económico y laboral de La Rambla y su entorno, con la voluntad de redistribuir los beneficios y reorientar la oferta de servicios, para poner fin al actual monocultivo turístico y apostar por la diversidad de oferta, por el comercio de proximidad y por los servicios dirigidos a la ciudadanía y al vecindario.

Grupo Motor, Comisión de Seguimiento y Mesa Ejecutiva

El Grupo Motor (con representantes de los grupos cooperativos ciudadanos) se convierte en Comisión de Seguimiento cuando se suman los representantes políticos. Es el espacio de toma de decisiones para desarrollar el proceso. Una mesa ejecutiva constituida por el Ayuntamiento y los representantes de la UTE Km-ZERO se encarga del seguimiento del desarrollo del proceso, el trabajo cooperativo, la definición de propuestas, etcétera.

Talleres abiertos, programas abiertos y Decidim Barcelona

Durante el proceso también se llevan a cabo talleres abiertos a toda la ciudadanía: sesiones de trabajo cooperativas abiertas, de hasta 150 personas, donde puede participar todo el mundo que se inscriba durante la convocatoria correspondiente. Las propuestas surgidas durante los talleres se publican en la plataforma Decidim Barcelona (lesrambles.decidim.barcelona).