Barcelona da voz a los mercados de todo el mundo

El 9º congreso internacional de mercados empezó jueves 26 de marzo en Barcelona con la sesión plenaria en la que se dieron a conocer experiencias de mercados en lugares tan diversos como Papúa Nueva Guinea, Katmandú, Mont-Real, Medellín, Nueva Orleans o Xauen y las estrategias desarrolladas, junto con las primeras sesiones de trabajo.

La sesión plenaria contó con la presencia del concejal Raimond Blasi, presidente del Instituto Municipal de Mercados de Barcelona (IMMB) y concejal de Comercio, Consumo y Mercados, Fred Kent, fundador y presidente de Project for Public Spaces (PPS), Vanessa September, miembro de la junta directiva de PPS y Vicente Guallart, arquitecto jefe del Ayuntamiento de Barcelona. El 9º congreso lo organiza la asociación norteamericana Project for Public Spaces (PPS) y el IMMB con el apoyo de la agencia Habitat de Naciones Unidas para los asentamientos urbanos.

Previamente, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, dio la bienvenida a los más de 400 participantes inscritos, junto con Steve Davies, cofundador y vicepresidente de PPS y Frederic Saliez, de UN Habitat.

El alcalde Xavier Trias destacó Barcelona como una ciudad diseñada a escala humana, en la cual los mercados, ante los desafíos futuros, son motores de actividad económica y ayudan a mejorar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos.

Garantizar la continuidad de los mercados

Trias subrayó que las renovaciones de mercados que se han hecho recientemente y las que están en marcha o tienen que venir próximamente responden a la decisión de hacer más competitivos los mercados y adaptarlos a las necesidades del siglo XXI, unas iniciativas que, como indicó el alcalde, garantizan la continuidad de los mercados.

Por su parte, el concejal de Comercio, Consumo y Mercados, Raimond Blasi, expuso las claves del modelo barcelonés de mercados: primeramente, los mercados tienen que adaptarse a las necesidades y realidades, objetivo que se pretende alcanzar con las reformas físicas de los espacios comerciales y la mejora de los servicios que ofrecen, desde el reparto a domicilio a la creación de plazas de aparcamiento. Pero también con la adecuación de la oferta comercial, la entrada de nuevos operadores, y la ampliación de horarios.

En segundo lugar, el concejal barcelonés puso énfasis en la idea del mantenimiento de la colaboración público-privada, con el contacto permanente entre comerciantes y administración, pero también con las entidades y organizaciones de la ciudad y del barrio. Finalmente, este modelo público-privat se extiende en busca de la financiación necesaria para alcanzar los proyectos de reforma.

Experiencias y estrategias

El congreso dio también la oportunidad de escuchar una panorámica de voces sobre experiencias de mercados en lugares tan diversos como Papúa Nueva Guinea, Katmandú, Mont-Real, Medellín, Nueva Orleans o Xauen y estrategias desarrolladas por estas dos ciudades: volver a poner de relieve el "French Market", el mercado histórico de la ciudad norteamericana y la promoción los productos locales, con la implicación de muchos sectores sociales que lleva a cabo la ciudad marroquí.

Las tendencias

La primera de las sesiones de trabajo abordó las tendencias actuales en torno a los mercados, que no han perdido relevancia en el contexto actual de competitividad. Los ponentes afirmaron que se está produciendo un cambio de hábitos entre los consumidores que los mercados no tendrían que ignorar.

Larry Lund, director de Real Estate Planning Group, puso de manifiesto como según los últimos estudios, un 42% de la población acostumbra a comer fuera de casa, que los alimentos de proximidad ganan a los orgánicos - "es mejor conocer a quien te vende el producto", dijo-, y que actualmente, se vende más comida ya preparada que para elaborar en las tiendas. Las suyas eran unas referencias principalmente de la situación en Estados Unidos. También explicó cómo se está detectando actualmente la creación de nexos - "food hubes" - que ponen en común agricultores, consumidores y restauradores, por ejemplo. Un incipiente fenómeno urbano, matizó Lund. Con todo, advertió que los cambios demográficos están contribuyendo al surgimiento de unos hogares familiares más pequeños, con muy poca actividad de cocina y en donde desayunos, comidas y cenas ya no son espacios de coincidencia: "Se come cuando se puede o cuando se tiene hambre". Lund quiso aclarar la afirmación indicando que se trata de una situación que se empieza a detectar, pero no por eso hay que darle la espalda.

René Van Gool, propietario y director general de VGA Food Concepts del mercado de Rotterdam, asintió ante las afirmaciones de Lund, y apuntó: "el consumidor, ahora, quiere más comodidad, disponibilidad, tener ayuda, disponer de un servicio", haciendo referencia al reparto a domicilio o unos horarios compatibles con sus ocupaciones laborales y familiares. Un espacio alimentario que no tenga en cuenta las circunstancias laborales de sus clientes no parece encaminado al triunfo, como le pasó en el antiguo mercado al aire libre de Rotterdam, que perdió clientes por incompatibilidad de sus horarios con los de sus clientes.

Marcel Van Ooyen, director de GrownNYC Green Market de Nueva York explicó cómo la organización sin ánimo de lucro está alcanzando progresivamente el reconocimiento de ciudadanos y de instituciones de la ciudad con su idea de dar a conocer a los consumidores el beneficio de comer saludablemente y productos locales. Organizan actividades para promover los mercados -principalmente de fruta y verduras- convocando actividades de noche en estos espacios, o producen una cerveza propia elaborada con trigo cultivado a Estados Unidos. Además, han conseguido el apoyo del gobierno federal -que facilita a las personas con menos recursos un incentivo económico de forma que se beneficia económicamente a los ciudadanos que compran en los Green Markets. Para Ooyen es clave dar apoyo a los agricultores (locales), ponerlos en relación con los consumidores, y que éstos conozcan las ventajas de una dieta saludable en que destacan los productos frescos (sobre todo ante una población como la norteamericana que tiene en el sobrepeso una de las causas de graves problemas de salud).

Los mercados como motores de emprendeduría

En otra de las sesiones de trabajo, que contó con la participación de Óscar Martín, Jefe de Estudios del IMMB, se pudo conocer la experiencia de dos mercados privados de ciudades tan diferentes como Berlín y Hong Kong, mientras que por la tarde, en una sesión titulada 'Salvamos el mercado'! los asistentes pudieron conocer de primera mano y entre otros, como se intentaba revertir la progresiva conversión de los mercados de Hanoi en centros comerciales de lujo o supermercados con el uso de los medios como método de presión.

Especialmente interesante fue una de las últimas sesiones de la tarde, la dedicada a los 'mercados públicos como trampolín', que presentó tres experiencias para garantizar oportunidades de negocio a la población con acceso limitado a los recursos de ciudades tan diferentes como la italiana Turín, la australiana Melbourne y Port Moresby, en Papúa Nueva Guinea.