Mercado de Hostafrancs

Idéntico al Mercado de la Concepció, el de Hostafrancs abastecía a los trabajadores de las antiguas fábricas existentes en los alrededores.

En los terrenos que hoy ocupa el mercado había una fábrica de ladrillos. Se inauguró en 1888, el mismo año que el Mercado de la Concepció, del cual es gemelo, y el año de la primera Exposición Universal que tuvo lugar en Barcelona. Antiguamente, a este mercado solían ir a comprar los trabajadores de las numerosas fábricas que había en los alrededores. El cierre de la mayor parte de estas fábricas se vio reflejado en la actividad de un mercado que, hasta la década de 1960, tenía los puestos de madera.

Arquitectura

Obra de Antoni Rovira i Trias, tiene una estructura de hierro con cierre perimetral de obra vista. La nave está formada por tres cuerpos, uno central más grande y dos laterales más pequeños y de menor altura.

En la parte superior de la fachada hay unos paneles de hierro con pequeñas aberturas que permiten el paso del aire. En la parte media de la fachada, el cuerpo central tiene una estructura de hierro en forma de horquillas con cristal en el interior.

Año de construcción: del 1880 al 1888

Tipo de edificio: aislado.

Superficie total: 3.495 m²

Superficie comercial: 976 m²

Remodelaciones: Fue objeto de reformas puntuales en las décadas del 1980 y 1990.

Enlaces relacionados: