Mercado de la Barceloneta

Ha sido objeto de una remodelación integral, según el proyecto del arquitecto Josep Miàs, mano derecha del desaparecido Enric Miralles, que, junto con Benedetta Tagliabue, llevó a cabo la remodelación del Mercado de Santa Caterina.

El proyecto de modernización integral fue una iniciativa del IMMB de acuerdo con los comerciantes, integrada en el PAM 2004-2007, y las obras, iniciadas en julio del 2005 y terminadas en marzo del 2007, fueron realizadas por la empresa Necso.

Especificidades técnicas

  • Conservación de la estructura original de hierro del mercado, del 1884. Mantenimiento de la bóveda.
  • Revalorización de la singularidad del edificio con la creación de una pérgola de conexión entre el mercado y la plaza
  • Plena integración de otros elementos estructurales en el espacio público (escaleras, rejas de ventilación, entradas...).
  • Recuperación de elementos tradicionales (tierras, mármoles y estructura).
  • Cubierta ligera de paneles metálicos con aislante térmico. Falso techo con una malla metálica que hace efecto reflectante. Piezas metálicas con revestimiento de cinc de dos tonos diferentes.
  • Instalación de 180 placas solares, dispuestas en dieciocho filas de diez en la cubierta, que generan 30 kw/h, un 40% de la cobertura energética del mercado.

Resultados

El equipamiento dispone de nuevos servicios e infraestructuras: aparcamiento, nuevo alcantarillado y alumbrado, altillo con un salón de actos y un autoservicio Caprabo, para que los vecinos puedan hacer la compra en un solo acto.

Además de climatización, ascensores, montacargas, dos plantas subterráneas donde se encuentra el muelle de descarga y almacenes para todos los establecimientos, el recinto del nuevo mercado también incluye dos restaurantes.