Mercado del Ninot

Las obras fueron iniciativa del IMMB de acuerdo con los comerciantes, que aprovaron la reforma el 25 de febrero de 2008 y continuaron la actividad comercial en un mercado provisional des de octubre de 2009 hasta mayo de 2015.

Los trabajos de remodelación integral del mercado finalizaron en la primavera de 2015 y el proyecto es obra del estudio MAP Arquitectos-MUR GARGANTÉ Arquitectos, dirigido por Josep Lluís Mateo.

Especificidades técnicas:

  • Recuperación y rehabilitación de todo el edificio, incluyendo la cubierta y dando a las fachadas un nuevo impacto con un revestimiento superpuesto.
  • Integración de los puestos exteriores en la fachada del edificio y recuperación como espacios públicos de los dos patios cerrados de la fachada de la calle Mallorca.
  • Creación de un nuevo acceso principal en la calle Mallorca, con un gran hall de distribución, mediante rampas, escaleras y ascensores, del acceso al mercado y al nuevo autoservicio, ubicado en una planta parcialmente subterránea.
  • Mantenimiento de la sala de ventas en el mismo nivel de antes de la reforma y conservación de los accesos a nivell de calle de las calles Casanova y Villarroel.
  • Redistribución comercial de los puestos, que han ganado dimensión y capacidad logística con la incorporación de cámaras frigoríficas, talleres y espacios de degustación. Inclusión de un restaurante.
  • Excavación y construcción de una planta subterránea para acoger la zona logística del mercado, carga y descarga, almacenes, el espacio de tratamiento de la basura y el parking para clientes.
  • Renovación de todas las instalaciones de agua y luz según criterios de ahorro energético. Instalación de placas fotovoltaicas para la climatización y el consumo eléctrico y de placas solares para el agua caliente.

Resultados:

El equipamiento cuenta con nuevos servicios e infrastructuras, como 105 plazas de parking para clientes, servicio a domicilio, aplicación de medidas de eficiencia energética -climatización mediante placas fotovoltaicas y agua caliente mediante placas solares, iluminación con tecnología leds y sistemas de regulación de flujo- y un autoservicio gestionado por Mercadona.

El nuevo mercado dispone de 2.800 metros cuadrados, con 48 puestos de alimentación en el interior y 33 puestos de producto no alimentario en el exterior, integrados en la fachada del edificio. El equipamiento acoge, también, un nuevo Punto Verde de barrio, al que se accede a través del pasaje existente entre las calles Casanova y Villarroel, de nueva urbanización.