Mercado del Poblenou

Su remodelación se hizo en poco más de un año. Se realizó sin la construcción de un mercado provisional -modelo que posteriormente se aplicó también a la remodelación del Mercado de Sarrià, que llevó a cabo la misma empresa constructora- y los trabajos se desarrollaron en dos fases y sobre dos campos diferenciados: las actuaciones estructurales y las comerciales.

El proyecto de modernización fue una iniciativa del IMMB de acuerdo con los comerciantes, y las obras, iniciadas en julio del 2004 y terminadas en septiembre del 2005, fueron a cargo de la empresa G56, según el proyecto del arquitecto Ferran Mur.

Especificidades técnicas

  • Obras de remodelación integral para garantizar la estabilidad estructural del edificio, la recuperación de los cierres existentes y la reparación de la cubierta (que dispone de un aislante térmico).
  • Derribo total de los elementos interiores.
  • Construcción de una planta altillo.
  • Renovación de las instalaciones eléctricas y de alumbrado, climatización, sistema contra incendios, pavimento y las cuatro puertas de acceso.
  • Renovación de los servicios sanitarios, de recogida de residuos, almacenes, sala de máquinas y oficinas.

Resultados

El equipamiento dispone de nuevos servicios y nuevas infraestructuras (como ascensores y montacargas), tiendas de nueva construcción y, con la inclusión de un altillo, el mercado ha ganado superficie comercial. Esta planta altillo está ocupada por un autoservicio de la cadena Mercadona.

Hay que destacar la tarea de rehabilitación de las fachadas y sus elementos históricos: se realizaron en las fachadas varios trabajos para que recuperaran su estado original, para poner de relieve los enladrillados y elementos ornamentales que contrastan con el cierre de vidrio reflectante.