Premio Internacional para los mercados de Barcelona

Project for Public Spaces otorgó, el sábado día 28 de marzo, el premio 'Ciudad Mercado' a Barcelona. El acto cerró el Congreso Internacional de Mercados Públicos que tuvo lugar del 26 al 28 de marzo y del cual surgió una declaración sobre las oportunidades de transformación de las ciudades ofrecidas por los mercados.

Barcelona es un modelo de 'ciudad mercado'. Así lo consideraron los miembros de la organización americana Project for Public Spaces (PPS) cuando le otorgaron, el pasado 28 de marzo el premio 'Ciudad Mercado'. Es la primera vez que se otorga este premio y la organización especializada en espacio público urbano PPS consideró Barcelona "la ciudad modelo en la utilización de los mercados como herramienta de desarrollo urbano sostenible, donde los ciudadanos viven a poca distancia de un mercado y para ser una ciudad que defiende los mercados públicos como herramientas fundamentales para la capacidad de recuperación de cada barrio".

Raimond Blasi, concejal de Comercio, Consumo y Mercados y presidente del Instituto Municipal de Mercados de Barcelona (IMMB), recogió el premio e indicó que se sentía "muy orgulloso que se reconozca Barcelona por su tarea en defensa de los mercados de la ciudad que nos ha permitido convertirnos en un referente internacional fruto de más de veinte años de trabajo conjunto entre los comerciantes de los mercados y el Ayuntamiento de Barcelona".

El acto puso punto y final en el 9º Congreso Internacional de Mercados Públicos, organizado por PPS y el Ayuntamiento de Barcelona a través del Instituto Municipal de Mercados, con el apoyo de la organización de Naciones Unidas por los asentamientos urbanos UN Habitat.

La cita reunió en la ciudad a 425 asistentes de 119 ciudades de cuarenta países de todo el mundo que acordaron una Declaración final en la cual se destaca que los mercados públicos son espacios que ofrecen grandes oportunidades para la transformación de ciudades y regiones en lugares prósperos, sostenibles y socialmente cohesionados.

Capacidad de generar vínculos

De acuerdo con la Declaración, ante el acelerado ritmo de urbanización del siglo XXI, los mercados destacan su capacidad de generar vínculos rurales y urbanos, el impulso del empleo local y regional y el desarrollo económico. La declaración final acoge un compromiso para que los mercados públicos sirvan de nodos que pongan en contacto las regiones urbanas y periurbanas, faciliten el intercambio entre productores y consumidores y estimulen el desarrollo económico local y regional.

Según este documento, al cual os podéis adherir mediante este link, los mercados públicos son considerados centros vitales de los sistemas alimenticios locales y por lo tanto proporcionan a los consumidores un acceso equitativo a alimentos asequibles que hacy que preservar y proteger. Los mercados, finalmente, son también motores para la iniciativa empresarial y el empleo, y espacios de encuentro y de relación para la comunidad.

Situaciones y casuística muy diversa

La principal conclusión de las sesiones de trabajo en que se estructuró el congreso es que tras la palabra 'mercado' se esconde un abanico de situaciones y de casuística muy diversa, ya que no se encuentran en los mismos estadios los mercados de países tan variados como Nepal, Vietnam, Estados Unidos, Gran Bretaña o Mozambique.

Los participantes pudieron intercambiar experiencias en sesiones con intereses tan diversos como los mercados como motores de emprendeduría, lugares de encuentro de la comunidad, donde garantizar oportunidades de negocio, fomentar la salud y potenciar el producto local. El programa incluía una serie de visitas a varios mercados de la ciudad, para mostrar de una manera práctica la experiencia barcelonesa en apartados tan diversos como la modernización de los espacios, la logística o el diseño y la arquitectura aplicados a los mercados.

También hubo ocasión de escuchar el testimonio de diez representantes de países tan diversos como Francia, Colombia, Afganistán, Hungría, Papúa Nueva Guinea o Marruecos, que presentaron una panorámica sobre mercados y tendencias. Y, aún, un resumen final en el cual voces como las de Franco de Alfonso, concejal de Comercio de Milán, Salvatore Fundaró, urbanista de UN Habitat Urban Planning anb Liaison Branch o Fred Kent, fundador y presidente de Project for Public Spaces, explicaron los próximos pasos a emprender para seguir trabajando para los mercados.

En las sesiones se contó también con representantes del Instituto Municipal de Mercados de Barcelona (IMMB), que explicaron la experiencia de la capital catalana en aspectos tan diversos como la emprendeduría, en la cual intervino Òscar Martín, jefe de Estudis; el fomento de la salud, a cargo de Genís Arnàs, director de Servicios de Mercados, o el debate entre la gestión pública o privada de los mercados, con la participación de Jordi Torrades, gerente del IMMB.