El 77% de los ciudadanos se declaran muy o bastante satisfechos con los mercados de Barcelona

Así lo declara el último informe de Comercio de Barcelona (2018).

Los mercados municipales de Barcelona, que componen la mayor red de Europa, disfrutan de buena salud según el último informe de Comercio de Barcelona (2018), presentado este mes de enero. El 77% de las personas usuarias se muestran “muy o bastante satisfechas” con los mercados de la ciudad. Los principales motivos de satisfacción que explican las personas encuestadas son la calidad de los productos (29,9%), el trato y la atención (28,0%), y el poder encontrar de todo (18,2%).

Con respecto a los hábitos de consumo, el 62,2% de la ciudadanía afirma que suele ir a comprar en el mercado, mientras que un 30,6% dice que no lo hace. En este sentido, los mercados siguen siendo la primera opción cuando se trate de comprar alimentos frescos (34,4%), y la segunda opción con respecto a la alimentación y otros productos de uso cotidiano (16,4%). Únicamente los supermercados se sitúan por delante de los mercados en este aspecto. Además, los ciudadanos también colocan los mercados municipales como la segunda mejor opción con respecto a los establecimientos donde se sienten mejor atendidos (21,9%). Sólo las tiendas de barrio y las tiendas especializadas están mejor valoradas en esta cuestión.

Barcelona tiene 39 mercados municipales alimenticios y 3 no alimenticios, distribuidos entre los 10 distritos de la ciudad. Entre todos agrupan 2.191 establecimientos, de los cuales 1.472 (67,2%) son de productos alimenticios y 719 (32,8%) de productos no alimenticios. Todo representa una superficie comercial en paradas de 63.217 m2, una superficie comercial de planta de 117.400 m2 y una superficie total construida de 278.670 m2.

Los mercados pioneros en sostenibilidad

El 77,4% de los establecimientos de alimentación dicen que toman medidas sobre el despilfarro alimenticio; el 63,2% aseguran que potencian los productos a granel; el 61,7% los productos locales, de proximidad y de kilómetro cero; el 54,2% los productos con fecha de caducidad próxima, y el 36,5% los productos ecológicos. Los establecimientos de alimentación de mercados aseguran ser más activos en todas estas cuestiones que los establecimientos de alimentación no mercados. Además, entre el 2017 y en el 2018 los mercados han aumentado sus medidas con respecto al despilfarro (+12,1 puntos).