El Mercado de la Mercè inicia la reforma de la fachada principal

La remodelación sigue los criterios que se aplicaron para reformar la fachada de Sant Iscle, con un predominio de la madera.

El Mercado de la Mercè, en el distrito de Nou Barris, ha iniciado la reforma de la fachada principal y la adecuación de los accesos del paseo de Fabra i Puig con la calle de Aneto. La remodelación sigue los criterios que ya se aplicaron para renovar la fachada de Sant Iscle: mejorar la visibilidad y la representatividad del mercado como equipamiento público y utilizar materiales más naturales de acuerdo con los productos frescos del mercado y la relación con el entorno.

Las obras empezaron el lunes 28 de octubre y está previsto que duren cuatro meses y medio. Antes de Navidad se llevarán a cabo los trabajos en los accesos de la calle de Aneto y después de Navidad se realizarán el acceso y la fachada del paseo de Fabra i Puig.

Con respecto a la fachada, se coloca una segunda piel por delante de la fachada existente con unas celosías de lamas de madera que estéticamente recuerdan grandes persianas y generan un porche de protección en la zona de los accesos. El objetivo es proteger los paramentos acristalados de la radiación solar y dar una nueva imagen mucho más contemporánea al mercado sin cambiar su volumetría original característica.

Aparte de la reforma de la fachada, se cambiarán los pavimentos y las puertas de acceso al mercado, así como la iluminación de toda el área para hacer más visibles y accesibles las zonas de entrada y salida.