Encuesta de hábitos de consumo y de compra en la provincia de Barcelona

Los resultados del análisis de la demarcación de Barcelona a lo largo del 2019 explican como y donde se realizan las compras.

La encuesta sobre los hábitos de consumo en la provincia de Barcelona muestra que, para las compras de alimentación, la frecuencia se de 2 o 3 veces por semana a la alimentación fresca, mientras el resto de alimentación se compra un golpe por semana. En este sentido, la proximidad sigue siendo un factor fundamental en la localización de estas compras de alimentación, por eso es realizan mayoritariamente en los barrios de residencia, tanto con respecto a la alimentación fresca como al resto de alimentos. Una proximidad muy bien valorada en el caso de los mercados municipales y de las tiendas de barrio, así como de los ejes comerciales.

Curiosamente, entre las personas que se desplazan fuera de su barrio y/o municipio para realizar compras de alimentación fresca, un 10% realiza el desplazamiento para ir a buscar un mercado municipal concreto.

El día de compra de los productos cotidianos (alimentación fresca, resto alimentación y productos habituales no alimenticios) se realiza de lunes a jueves y, principalmente, las compras se realizan antes de la 13 h.

En las compras de productos de consumo cotidiano no alimenticio hay más variabilidad en la frecuencia de compra, aunque se sitúan en frecuencias mensuales. Sobre la frecuencia de las compras de equipamiento de la persona se concentran mayoritariamente entre 3 y 6 meses, y tienen un comportamiento marcadamente estacional. Finalmente, las compras de equipamiento del hogar, al tener en general una mayor duración, se compran en menor frecuencia.

Metodología del análisis de los hábitos de consumo y compra del 2019

La Gerencia de Servicios de Comercio contribuye al conocimiento del estado del comercio de los municipios barceloneses. Y es con este objetivo que ofrecen uno análisis de los hábitos de consumo y compra en la demarcación de Barcelona, contenido basado en una encuesta telefónica realizada a los responsables de compra de unos 8.000 hogares familiares principales (residencias habituales).

La encuesta se basa en el conocimiento de los diferentes perfiles de hogares y consumidores, sus preferencias, hábitos y motivaciones de compra. Esta operativa estadística se realizará cada dos años para conocer su evolución en el tiempo.