Blog

Notícias

Dirige la Orquesta, dirige la Banda

En 2015 algunos miembros del equipo del Museu de la Música, ubicado en el Auditori de Barcelona, viajaron hasta la ciudad de Viena para conocer de primera mano las propuestas interactivas de la Hausdermusik - Das Klangmuseum, especialmente la llamada ‘Maestro! Maestra!' dedicada a la dirección orquestal.

La dirección del Museo tenía en ese momento la voluntad clara de encontrar nuevas vías de aproximación al hecho musical a partir de experiencias inmersivas e interactivas, y la Casa de la Música o Museo del sonido de Viena era pionera a nivel europeo en la utilización de tecnología Kinetic para experiencias musicales multimedia en las que el visitante se convierte en parte indispensable de la puesta en escena.

De aquel viaje volvieron con la convicción de replicar la propuesta en el Museo de la Música Barcelona y de hacerlo en complicidad con las dos grandes formaciones sinfónicas residentes en el Auditori: la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Catalunya (OBC) y la Banda Municipal de Barcelona.

La materialización del proyecto se hizo posible unos años más tarde gracias a la financiación de la 'Convocatòria d’ajuts PO FEDER de Catalunya 2014-2020' del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya que, en su eje dedicado al Patrimonio Cultural, apoya actuaciones en el ámbito de los equipamientos de artes escénicas y musicales del país.

En septiembre de 2019 se llevaron a cabo en la Sala Sinfónica del Auditorio las grabaciones audiovisuales de las dos obras escogidas para la instalación interactiva que, de forma intencionada, pertenecen a un imaginario colectivo musical universal: El Himno de la Alegría de la novena Sinfonía de L. van Beethoven y el Preludio de la Ópera Carmen de G. Bizet.

El director José R. Pascual-Vilaplana dirigint la Banda Municipal de Barcelona durant l'enregistrament de l'interactiu
El director José R. Pascual-Vilaplana dirigiendo la Banda Municipal de Barcelona durante la grabación del interactivo

La OBC, bajo la batuta del maestro Xavier Puig, contó para la interpretación del Himno de la Alegría con la participación de los coros profesionales Madrigal y Lieder Càmera, dirigidos respectivamente por Pere Lluís Biosca y por Josep Vila i Casañas, mientras que la Banda Municipal de Barcelona grabó el Preludio de la Ópera Carmen dirigida por su maestro titular José R. Pascual-Vilaplana.

Para la dirección y edición de vídeos se contó con los servicios de Guillermo Barguñó, y de la grabación y mezcla del sonido se ocupó N Music Production. En paralelo, la conceptualización, diseño y producción de la instalación interactiva se confiaron a Grup Transversal, empresa catalana con amplia experiencia en la utilización de tecnologías de vanguardia y de ingeniería innovadora para la creación de espacios museográficos inmersivos e interactivos. El desarrollo del sistema Kinetic de detección del gesto, por su parte, fue a cargo del doctor investigador e ingeniero de software Álvaro Sarasúa, vinculado al Music Technology Group de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona (Proyecto PHENICX - ESMUC / MTG), mientras que la empresa VoctroLabs realizó el procesamiento de audio.

El trabajo de todas las partes implicadas culminó en septiembre de 2020 con la inauguración en el Museo de la Música del espacio Dirigeix l’Orquestra, dirigeix la Banda, que invita al visitante a experimentar durante un rato la sensación de estar al frente de una gran formación orquestal, conduciendo con el propio gesto y a tiempo real la interpretación de obras del gran repertorio sinfónico.

Públic dirigint l'interactiu

La instalación se ubica al final del recorrido de la exposición permanente, en un espacio circular equipado con una pantalla envolvente de gran tamaño y un sistema de sonido Dolby Surround que propician la experiencia inmersiva. El usuario es invitado a situarse sobre la tarima de dirección y recibe antes de empezar una serie de indicaciones que le facilitarán la tarea. Una pantalla digital hace las funciones de atril y muestra de forma dinámica la partitura de la obra elegida. Las señales recibidas por la cámara de captación de movimiento son traducidas e interpretadas por un ordenador que modula la interpretación de las obras por parte de los músicos y durante la acción un velocímetro aparece en pantalla para orientar al usuario sobre los límites de velocidad de la ejecución. La adecuación en mayor o menor medida a estos límites determinará la valoración final de los propios músicos sobre las habilidades directivas del usuario, que puede ser alentado a mantenerse en el camino de la dirección orquestal o bien invitado a dedicar su talento a otros menesteres.

El interactivo Dirigeix l’Orquestra, dirigeix la Banda pretende ofrecer a las casi 45.000 personas que visitan anualmente el Museo de la Música la oportunidad de acercarse a la experiencia real de conducir dos grandes formaciones instrumentales y corales disfrutando de dos obras universales y poniendo a prueba sus habilidades rítmicas y gestuales.

Otra manera, en definitiva, de vivir intensamente la música.