Blog

Dolores Sánchez, arpista
Notícias

Dolores Sánchez, la arpista de la Orquestra Pau Casals

Todo estudiante de arpa del Conservatori Municipal de Música de Barcelona tiene un cierto sentimiento de familia causado por nuestros maestros antepasados, y yo como discípulo de arpa en dicha institución, soy testimonio de ello.

Recuerdo como si fuera hoy mismo la primera clase de arpa, el perfume de madera, aquel bello instrumento y una foto en blanco y negro en la pared de una señora, irrelevante para muchos, y ya olvidada, es la foto de la primera profesora de arpa en en el conservatorio: Dolores Sánchez per a nosotros y familiarmente, tía Lola.

El nexo directo y la hermandad con Dolores nos viene dado por la arpista Maria Lluïsa Sánchez (1922-2021) que nos dejó este pasado mes de enero con 98 años. Una mujer bella por naturaleza con una salud de hierro, de quien he tenido la gran suerte de aprender, recibir una fuente de inspiración y compartir conversaciones únicas. Maria Lluïsa también colaboró con la Orquestra de Pau Casals, y cuando recordaba al maestro se le iluminaban los ojos, muestra de una gran devoción. 

A més va ser l'última supervivent dels membres fundadors de l'orquestra Toldrà,  i va ser-ne l'arpista des de la fundació de l'orquestra municipal el 1944 (actual OBC) fins a la seva jubilació 1984.

Por otro lado Maria Lluïsa Sánchez fue discípula de arpa de su tía-abuela Dolores Sánchez, de quien nos ha hecho llegar su maestría y toda su historia.

Dolores Sánchez, la arpista de la Orquestra Casals, nació en Salamanca a finales de la década de 1870, en una familia de músicos: su padre era director de orquesta y viendo que el arpa era un instrumento minoritario y muy apreciado por la burguesía, se trasladó a París a estudiar arpa con Conrad-Prumier. Más tarde, al volver, enseñó a tocar el arpa a sus dos hijas, Juana i Dolores Sánchez.

A finales del siglo XIX toda la familia se trasladó a Barcelona y las hermanas Sánchez empezaron a tocar el arpa en el Gran Teatre del Liceu, entonces llamado Liceo Filarmónico Dramático.

En el año 1886 el maestro Rodoreda fundó la Escuela Municipal de Música de Barcelona, institución que se acabaría convirtiendo en el Conservatori Superior Municipal de Música de Barcelona. Cuando se fundó sólo estaba prevista la enseñanza de los instrumentos propios de banda, además de violín, viola, violonchelo y piano.

Fue el febrero de 1928 cuando el conservatorio que se había trasladado al chaflán barcelonés de las calles Bruc-València, que se empezaron a impartir clases de arpa. Una anécdota que nos hace entrar en el contexto de la época es que primeramente la plaza de profesora de arpa fue asignada a dedo a una mujer de la alta sociedad, pero musicalmente poco formada.

Dolores Sánchez, que ya trabajaba regularmente en la orquesta bajo la dirección de Pau Casals y tenía un gran dominio de su instrumento, no estuvo nada de acuerdo. De tal manera, que durante toda una semana se dedicó a llevar su arpa en un carro de caballos al lugar en el que comían los miembros del equipo directivo del conservatorio. Se colocaba delante de ellos y les ofrecía un concierto de arpa. Y al finalizar decía: "Así se toca el arpa", y se iba.

El equipo directivo del centro se dio cuenta de la personalidad y talento de Dolores Sánchez y finalmente le concedieron la plaza en la que impartió la enseñanza de arpa hasta su jubilación en el año 1939. Era reconocida por la musicalidad que conseguía en sus alumnos y por ser una profesora muy exigente y estricta. Mientras ella dio clases en el conservatorio, su hermana Juana se dedicaba a dar clases a domicilio a la alta burguesía, como la familia Burés i Juncadella. En el libro de registro de compra de arpas Érard de París encontramos un arpa comprada el 1902 por las hermanas Sánchez en Barcelona.

Detall del text del llibre de vendes de la casa Érard que indica la compra d'una arpa per les germanes Sánchez
Detalle del texto del libro de ventas de la casa Érard que indica
la compra de una arpa por las hermanas Sánchez.

Observando la foto grupal de la exposición del centenario de la Orquestra Pau Casals creemos que son todo hombres, pero hay una única mujer infiltrada, la número 41. Si comparamos su cabello y sobretodo su altura, en la foto grupal anatómicamente se ve que está de pie, pero es de baja estatura (en las dos únicas fotos individuales que conservamos de Dolores con el arpa, ella llega al codo del instrumento, serían aproximadamente unos 160 centímetros). En la foto grupal de la Orquestra Pau Casals va vestida con el uniforme de orquesta como los hombres, no obstante la pechera del vestido se ve claramente levantada y redondeada por la anatomía del cuerpo de la mujer. Es ella, Dolores Sánchez.

Aquí os mostramos las dos fotografías que conservamos de Dolores, la del aula de arpa en el conservatorio, y una en la revista Feminals, número 22 de noviembre de 1909,, donde aparece con sus discípulas. Estas dos fotos en las que se ve claramente la fisionomía, nos demuestran que la persona número 41 de la imagen general de la Orquestra Pau Casals es ella: la tía Lola.

Dolores Sánchez, a la revista Feminals
Dolores Sánchez, en la revista Feminals