A pesar de la expansión urbana, el gran parque que da nombre al barrio sigue siendo la parte más visible de la zona. En medio de bloques de edificios, sobresale el Turó de la Peira. Se trata del parque urbano más antiguo del distrito, data de 1936 y, según el presidente de la asociación de vecinas y vecinos, Antonio Silva, “es una suerte poder disfrutar de este privilegio natural justo en medio de Barcelona”. El perímetro de la colina pertenecía a la finca de Can Peguera, con el paso de los años se ha adaptado al entorno y ha mantenido la esencia de frondoso pinar, idóneo para hacer excursiones y coronado con un mirador en la parte más alta.

Haz clic para ampliar la imagen

Parque del Turó de la Peira

Renacer siempre

Cuando se ve un barrio que dispone de una zona natural de este tipo, se piensa rápidamente en la buena calidad de vida que se puede desarrollar. La realidad, sin embargo, es que el vecindario del Turó de la Peira no lo ha tenido fácil. El barrio se levantó, como muchos otros de Nou Barris, durante la década de los años sesenta del siglo XX siguiendo un plan de construcción rápido y poco calculado: muchos bloques y de mala calidad. Llegó el problema de la aluminosis, y en 1990 ocurrió una desgracia por el derrumbe de un edificio que causó una muerte.

Haz clic para ampliar la imagen

Cruz del Turó de la Peira

Haz clic para ampliar la imagen

Muchas personas practican deporte dentro del parque

“Esa época no se la deseo a nadie”, recuerda Antonio Silva. Por otra parte, y como rememora el presidente de la asociación de vecinas y vecinos, el vecindario no se hundió. “Desde entonces se ha luchado por construir un gran barrio y, junto con la Administración, se ha podido dotar de viviendas de calidad”. Desde 1990, el Turó de la Peira se ha repuesto y ha acompañado el parque urbano de calles anchas, plenamente transitables, buen transporte público y equipamientos de todo tipo.

Haz clic para ampliar la imagen

“La vida en el barrio es tranquila y con buena convivencia, se ofrecen a los jóvenes todo tipo de actividades”.

Antonio Silva, Asociación de Vecinos y Vecinas del Turó de la Peira

Haz clic para ampliar la imagen

Centro Cívico Can Basté

Cultura como punta de lanza

Entre estos equipamientos destacan, sobre todo, el Centro Cívico Can Basté y el Espacio Joven Les Basses. Diferentes entidades del barrio se han agrupado para gestionar de forma pública Can Basté y han creado la red Turó Acció Sociocultural (TASC). Anna Sellarès explica: “El objetivo era gestionar el espacio del centro cívico, y con este proyecto hemos conseguido convertirnos en el centro neurálgico de cultura del barrio y uno de los puntos importantes del distrito”. La asociación de vecinas y vecinos, el club de baloncesto, los ecologistas o la Asociación Cultural El Casalet forman parte de la red, lo que demuestra la transversalidad de la entidad, que agrupa todo tipo de proyectos.

El trabajo multidisciplinar es también el rasgo característico de la Asociación El Casalet. Joana Jareño, presidenta de la asociación, explica: “Trabajamos desde el arte hasta la gimnasia, también la fotografía y la historia”. El Casalet colabora con Les Basses, ya que utilizan una de sus salas para practicar las actividades que tienen más público. “Aparte de la cultura, también promovemos el deporte a través de varias excursiones mensuales”, afirma Jareño.

Haz clic para ampliar la imagen

Plaza de les Basses de la Peira

Haz clic para ampliar la imagen

Actividad en el Espai Jove Les Basses

El deporte se ha convertido en otra actividad importante para la convivencia en el Turó de la Peira. El Club de Fútbol Sala Montsant se formó a principios de los años ochenta. José Luis Pico fue su fundador y ahora es el presidente. Recuerda: “En el barrio no había proyectos deportivos integradores y nosotros queríamos llegar a todos los niños”. Es así como nació el club y desde entonces ha mantenido la misma filosofía: “Poder incluir a todo el mundo, independientemente del nivel futbolístico y la condición socioeconómica”, en palabras de José Luis Pico.

Haz clic para ampliar la imagen

“Can Basté es el epicentro cultural del barrio y uno de los puntos referentes del distrito”.

Anna Sellarès, Turó Acció Socio-Cultural

Haz clic para ampliar la imagen

“El Casalet quiere ser la puerta de entrada a la gente de fuera para que conozcan el Turó de la Peira”.

Joana Jareño, Associación Cultural El Casalet

Difusión de las ideas para mantener el proyecto

Dentro de la red TASC se encuentra también un gran altavoz para el proyecto cultural y deportivo del Turó de la Peira. Es la Ràdio RSK, creada en 1985, que nació a partir de varias iniciativas culturales de Nou Barris. David González entró a principios de los noventa y recuerda: “La idea es poder difundir todos los trabajos y movimientos sociales y culturales que se dan en el barrio y el distrito”. Los medios convencionales difícilmente se hacen eco de estos proyectos más locales, así que “la mejor idea era hacer nuestra propia radio”, detalla González.

Aunque el gran crecimiento de las redes sociales complica la función de difusión de los proyectos por parte de la radio, David González comenta: “El objetivo sigue siendo el mismo y es por eso por lo que trabajamos”. La red cultural como elemento integrador en el Turó de la Peira ha sido uno de los principales factores para el crecimiento del barrio, y desde proyectos como el de TASC se sigue dando una importancia vital a la cultura para mantener la convivencia, y, como todos los proyectos, la radio es uno de los mejores altavoces para hacer difusión.

Haz clic para ampliar la imagen

“El objetivo del club es crear tejido social y mejorar la integración de todos los jóvenes”.

José Luis Pico, Club Futbol Sala Montsant