El Castillo de Torre Baró celebra el quinto aniversario

14/11/2019 - 13:29 h

El domingo 17 de noviembre, actividades variadas de 10 a 14 h

El domingo 17 de noviembre, actividades variadas de 10 a 14 h

El Castillo de Torre Baró celebra este domingo el quinto aniversario desde que se constituyó como un equipamiento municipal abierto a la ciudadanía, con una programación regular y estable que incluye rutas guiadas para personas adultas o talleres dirigidos a niños y jóvenes. También es escenario del más que consolidado ciclo musical “Blues al Castell” con Capibola Blues.

Así, entre las 10 y las 14 h, podremos disfrutar de distintas actividades que os desglosamos a continuación:

  • 10 h Caminata popular. Punto de Encuentro: Mirador de Torre Baró.
  • 11.15 h Llegada a la Casa de l’Aigua de Trinitat Nova, donde seguiremos la celebración.
  • 11.30 h Chocolatada y sorteo de premios.
  • 12.30 h Actividades culturales y ambientales (talleres familiares, anecdotario del castillo, concierto de blues, ¡y una sorpresa cultural!)

Las actividades de 10 a 11.30 h ya tienen todas las plazas ocupadas. Pero a las de las 12.30 h os podéis acercar y tomar parte sin necesidad de inscripción. ¡Animaos!

Obras en el Castillo de Torre Baró

Desde el pasado 11 de noviembre, en el Castillo de Torre Baró se llevan a cabo obras para consolidar los muros de la torre para evitar desprendimientos y preservar el conjunto arquitectónico con el fin de que no haya posteriores degradaciones. Está previsto que terminen en marzo de 2020.

El actual castillo es el tercer edificio de estas características que el barrio de Torre Baró conoce. De la primera torre del barón no se conoce la fecha de construcción exacta, pero sí que fue durante el siglo XVI: perteneció a la baronía de Pinós y se ubicaba en la actual carretera de Ribes, entre Ciutat Meridiana y Vallbona. A causa de la simpatía con el archiduque Carlos de Austria, Felipe V la hizo derribar en 1714 como represalia, durante la Guerra de Secesión.

En el año 1797, el barón de Pinós hizo construir a Ramon Francesc de Copons i Descolina la segunda torre conocida. A causa de los problemas económicos de la familia, en 1869 la torre se puso a subasta, hasta que en 1871 fue adquirida por Carlos Edmundo Sivatte, marqués de Vallbona. Esta segunda construcción se derribó en 1967 para poder ampliar la avenida Meridiana.

El hijo de Carlos Edmundo Sivatte, Manuel María Sivatte Llopart, fue el encargado de la construcción de lo que hoy conocemos como el Castillo de Torre Baró, edificación que se compone de planta inferior, planta baja y tres plantas pisos. El proyecto de la torre no se llegó a completar nunca.