La zona de bajas emisiones supera el primer trámite

09/10/2019 - 17:52 h

Calidad del aire. Aprobada inicialmente la ordenanza que regulará las restricciones de tráfico a los vehículos más contaminantes.

La Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad ha aprobado inicialmente la ordenanza que regulará las restricciones de tráfico a los vehículos más contaminantes a partir del 1 de enero de 2020.

La nueva norma recoge qué vehículos tienen prohibida la circulación por la zona de bajas emisiones (ZBE), las exenciones y las moratorias temporales y las sanciones a los conductores que incumplan la normativa. A partir de ahora la ordenanza se someterá a exposición pública y se podrán presentar alegaciones. El texto definitivo se votará en el Plenario municipal del mes de diciembre, y la zona de bajas emisiones permanente entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2020.

¿Qué es la ZBE y por qué se aplica?

La zona de bajas emisiones es un área de 95 kilómetros cuadrados que comprende Barcelona y los municipios circundantes. Las restricciones de tráfico se aplicarán los días laborables, entre las 7.00 y las 20.00 horas. Las vías rápidas, como las rondas o la C-31, están excluidas.

Los vehículos que no podrán circular son los que no tienen el distintivo ambiental de la DGT y que, por lo tanto, tienen un potencial contaminante excesivo. De hecho, un turismo de gasolina de más de 20 años emite 58 veces más dióxido de nitrógeno (NO2) que uno nuevo, y retirar de la circulación un vehículo diésel de más de 20 años equivale a retirar 35 vehículos modernos equivalentes.

Se prevé que la puesta en marcha de manera permanente de la zona de bajas emisiones evitará la circulación de 50.000 vehículos sin etiqueta al día. Las emisiones de NO2, un contaminante que proviene esencialmente del tráfico rodado, se reducirán en un 15 %. Se estima que dentro de 4 años la medida habrá afectado a 125.000 vehículos.

Puedes comprobar el distintivo ambiental de tu vehículo en este buscador.

Permisos, moratorias y sanciones

La ordenanza prevé distintas exenciones. Los vehículos de personas con movilidad reducida, los vehículos de servicios esenciales (médicos y funerarios) y los vehículos de emergencias, como la policía, los bomberos o las ambulancias, podrán circular libremente por la zona de bajas emisiones. Además, los vehículos profesionales y de mercancías dispondrán de un año de moratoria para adaptarse a la nueva normativa.

Por otro lado, los vehículos que no dispongan del distintivo ambiental de la DGT podrán tramitar una autorización diaria para circular por la zona de bajas emisiones, con un máximo de diez días al año, para lo que será necesario que previamente estén dados de alta en el Registro metropolitano de vehículos del AMB.

Las sanciones previstas para los vehículos que no cumplan la ordenanza se clasifican en leves, graves y muy graves. Las multas oscilan entre 200 y 1.800 euros, según el tipo de vehículo y la infracción. En caso de reincidencia, se aplicará un recargo de un 30 %.