El Ayuntamiento ofrecerá pisos de alquiler asequible a Torre Baró

17/04/2013 - 00:00 h

Dará salida a un stock de pisos vacíos de Regesa y subvencionará parte del alquiler para ponerlos a disposición de los ciudadanos a un precio asequible.

Favorecer que los ciudadanos puedan acceder a un piso de alquiler asequible y dinamizar la parte baja del barrio de Torre Baró. Este es el doble objetivo que persigue el Ayuntamiento de Barcelona con este primer paquete de actuaciones que pone en marcha para regenerar la zona.


El consistorio asume el liderazgo para dar salida a un stock de pisos vacíos propiedad de Regesa, que no tiene salida, para ponerlos a disposición de los ciudadanos a un precio asequible.


Para conseguirlo, ha acordado con Regesa la adquisición de la isla A, donde se encuentra un edificio de 32 viviendas, y está ultimando un acuerdo con la Universitat de Barcelona para poner estas viviendas a disposición de docentes, investigadores y estudiantes, hecho que también contribuirá a la dinamización de la zona. El acuerdo se materializará en un protocolo que se aprobará en comisión de gobierno este miércoles.


“Hay que regenerar el tejido poblacional para recuperarlo. Queremos que venga gente joven al barrio y le dé vida”, ha expuesto la concejala del Distrito de Nou Barris, Irma Rognoni.


Además, el Ayuntamiento también dará salida a unos ciento noventa pisos vacíos que hay en el resto de edificios de la zona y que son propiedad de Regesa. El alquiler de estos pisos, que estará subvencionado en parte por el Consistorio, costará a los ciudadanos que accedan unos trescientos euros mensuales de promedio, la mitad de lo que cuestan ahora.


“Que haya viviendas públicas vacías no tiene sentido”, ha dicho al alcalde de Barcelona, Xavier Trias.


El proceso de adjudicación de estos pisos de alquiler empezará el próximo lunes. Los interesados en entrar en el sorteo, que tendrá lugar a finales de junio, se pueden inscribir en cualquier oficina de vivienda del Consorcio de Vivienda de Barcelona.


El acuerdo con Regesa también prevé la adquisición de otras fincas de la zona, que se destinarán a impulsar la vivienda protegida. El conjunto de la operación supone una inversión durante los próximos años de 19,5 millones de euros, de los que 16,9 se destinan íntegramente a regenerar este ámbito de Torre Baró.


“Haremos un parque de viviendas de alquiler asequible para cambiar el sistema de la vivienda en Barcelona, pero eso no se puede lograr ni en un año ni en dos, es una política de diez, quince o veinte años y pedimos la colaboración de todos los grupos municipales, mande quien mande en esta ciudad”, ha añadido Trias.


Un nuevo espacio cívico en la plaza dels Eucaliptus


Paralelamente, el consistorio mejorará el espacio público del barrio de Torre Baró y priorizará el proyecto de urbanización de la plaza dels Eucaliptus.
La plaza, que estará terminada a finales del 2014, tendrá una zona verde nueva, un área de juegos infantiles, arbolado nuevo y mobiliario urbano, además de renovarse el alumbrado y la instalación del riego, con una inversión de 1,5 millones de euros.
La mejora del entorno contribuirá a dinamizar la actividad comercial de la zona, ya que en los bajos de los edificios, actualmente sin ocupar, habrá tiendas y equipamientos de barrio.