Semana Santa. ¿La celebran todas las tradiciones cristianas de la misma manera? ¡No!

La Semana Santa es una de las celebraciones católicas que regula nuestro calendario festivo. Las fechas están condicionadas por el calendario lunar (tal como se indica en la Biblia): el primer domingo después de la luna llena posterior al inicio de la primavera en el hemisferio norte es el Domingo de Pascua (o Domingo de Resurrección); así, el domingo anterior es el Domingo de Ramos. Todos los días de esta semana son santos. Los católicos también celebran especialmente el Jueves Santo, evocando la última cena, y el Viernes Santo, día de la crucifixión de Jesús. Aparte de las celebraciones litúrgicas, hay varias tradiciones culturales, como la bendición de los ramos o las procesiones. En Barcelona existen, entre otros, el Crist de la Bona Mort, la Pontificia y Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza Macarena de Barcelona o la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias.

El acontecimiento más importante de la Semana Santa para las iglesias evangélicas es el culto de resurrección (el Domingo de Pascua), en el que muchas iglesias hacen una celebración especial para conmemorar a Cristo y Cristo resucitado. Esta expresión del Cristo resucitado los acompaña todos los días del año, por eso en las cruces evangélicas no figura la imagen de Cristo.

Para las iglesias ortodoxas, la Pascua (o Domingo de Resurrección) es la celebración más importante del año. Todas las iglesias la celebran siguiendo el calendario juliano, a diferencia de otras iglesias cristianas que siguen el calendario gregoriano. A lo largo de la semana celebran la Divina Liturgia el Jueves Santo y el Viernes Santo; el Sábado Santo celebran las vísperas y maitines. Es habitual que el Domingo de Pascua se hagan procesiones portando el Evangelio, el icono de la Resurrección y velas.

Una de las celebraciones más importantes para los Testigos Cristianos de Jehová es la muerte de Jesús, que es el 14 de Nisan (del calendario lunar bíblico). Los testigos no consideran santos los días de la muerte y la resurrección. No celebran la resurrección, ya que interpretan que en la Biblia Jesús mandó celebrar su muerte, no su resurrección.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día aprovecha las fechas de Semana Santa para recordar los episodios y lecciones de la última semana de Jesús antes de la cruz. No se hacen celebraciones especiales; en sus iglesias, dedican momentos de lectura y reflexión en la Palabra hacia este tema tan esencial, en el marco de los cultos habituales de cada sábado.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocidos como mormones, sí reconocen la Semana Santa (basándose en el calendario gregoriano), aunque no se hacen celebraciones especiales. En sus centros, las estacas, dedican momentos de lectura y reflexión en torno a los últimos días de Jesús, poniendo un énfasis especial en el día de la Resurrección.

Para saber más, consulta “Fes Festa!: Rituals, cultures i religions del món”

 

Comparte este contenido