El islam, la comunidad (II #Quotidiàiextraordinari)

El islam, la comunidad (II #Quotidiàiextraordinari)

La Oficina de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento de Barcelona organiza la segunda edición del ciclo, ya consolidado, “Cotidiana y extraordinaria: la comida en las tradiciones religiosas”, durante los meses de noviembre y diciembre. Este ciclo es la continuación del que comenzó el año pasado, y tiene como eje transversal la alimentación y la relación con la comida de las diversas tradiciones religiosas presentes en Barcelona. Es una manera dinámica de conocer las diferentes creencias, mientras se profundiza en un tema que, de un modo u otro, nos afecta a todos y todas: qué comemos y cómo comemos.

La línea conductora del ciclo es la relación entre la espiritualidad y las prácticas alimentarias. El ciclo, comisariado por Dídac P. Lagarriga,escritor y periodista, empezó con una conferencia en línea, “El ayuno en las tradiciones religiosas”, a cargo de Halil Bárcena, y sigue con cinco entrevistas en vídeo de testimonios invitados que muestran su experiencia personal respecto a los alimentos y las creencias. Debido a la situación sanitaria excepcional, el ciclo se adapta a la nueva normativa de seguridad. Este año no se podrán hacer las catas que se ofrecieron el año pasado, pero los y las protagonistas de los vídeos nos las harán vivir (puedes ver un vídeo resumen de la edición del 2019 aquí). El budismo zen, el judaísmo, el adventismo, el cristianismo ortodoxo y el islam son las confesiones protagonistas del ciclo. Además de captar nuestra atención y enseñarnos, nos hablarán de la vinculación del alimento con su tradición religiosa, y nos mostrarán algunas recetas y manjares.

El islam.

El islam se presenta como la última revelación de Dios a la humanidad. El profeta Mahoma se considera el confirmador de las revelaciones anteriores y su sello. El Corán es, de la misma manera, el sello de los mensajes revelados: confirma los mensajes anteriores recordando las misiones de otros profetas, como Adán, Abraham, Moisés o Jesús, y vuelve a repetir que la salvación solo puede llegar mediante el culto monoteísta (tawhîd) y el respeto por la ley revelada (xarî’a).

El islam se fundamenta en cinco pilares: el testimonio de fe, las cinco plegarias diarias, la limosna ritual anual, el ayuno durante el mes del ramadán y el peregrinaje una vez en la vida a la Meca, si es posible.

En las prescripciones islámicas referentes a la alimentación se determina lo que es nocivo y, por lo tanto, no está permitido (harâm): el alcohol, el cerdo, la sangre, la carroña y los animales permitidos pero que no hayan sido sacrificados siguiendo el ritual islámico (halal).

El islam en Barcelona.

Aunque la primera presencia islámica en Cataluña se remonta al siglo VIII, la llegada de una nueva ola de personas musulmanas se produjo a finales de los años setenta del siglo XX. La primera mezquita la abrieron estudiantes originarios del Oriente Próximo en el distrito de Sant Andreu, y la segunda la abrieron personas trabajadoras originarias de Marruecos en la fábrica de Can Batlló (Sants-Montjuïc).

En Barcelona residen más de 300.000 musulmanes y musulmanas, que forman una de las mayores comunidades religiosas de la ciudad, con preponderancia de las comunidades de origen marroquí y pakistaní. Actualmente la ciudad dispone de más de treinta centros de culto islámicos, a los que asisten fieles musulmanes de procedencias diferentes: Marruecos, Pakistán, Senegal, Bangladés, etcétera.

Entrevista «El islam, la comunidad».

Salem Khabbaz es un cocinero de origen sirio y estudioso del Corán, especialmente del vínculo entre la revelación y el cuerpo humano, sobre el cual ha escrito varios estudios. Es propietario del restaurante El Cuiner de Damasc de Barcelona y autor del libro El cocinero de Damasco (2008), junto con el antropólogo Jordi Colobrans. En la entrevista nos habla de su tradición culinaria familiar, del sacrificio halal de los animales, de los preceptos alimentarios del islam, del ayuno y del concepto del descanso en todos los sentidos, de su concepción igualitaria de las religiones, del islam y sus dogmas de fe, del valor de la hospitalidad y de la acogida de Barcelona, etcétera.

Para experimentar los olores y los sabores de la relación entre el islam y la comida, encontrarás la receta de baba ganush y mutabal en el documento adjunto.

Archivos adjuntos

Comparte este contenido