Recopilación de la jornada “Libertad religiosa en Barcelona: estado de la cuestión”

Recopilación de la jornada “Libertad religiosa en Barcelona: estado de la cuestión”

En febrero del 2020, tuvo lugar la jornada “Libertad religiosa en Barcelona: estado de la cuestión”. El objetivo de la jornada era hacer un balance del estado del derecho a la libertad religiosa en la ciudad, partiendo de los acuerdos de 1992 y del resto del marco legal, y recoger las aportaciones de las comunidades y las entidades religiosas y espirituales de la ciudad que participaron en ella. Hoy, la Oficina de Asuntos Religiosos presenta el documento que recoge las aportaciones principales, y que permiten dibujar una fotografía bastante completa del estado del cumplimiento efectivo del derecho a la libertad religiosa en Barcelona a principios del siglo XXI.

La libertad religiosa y de conciencia es un derecho fundamental que se debe garantizar y respetar, y es función y responsabilidad de la Administración velar por su efectivo cumplimiento. El objetivo de la jornada era recoger las buenas prácticas y las carencias que hay en nuestra ciudad con respecto al ejercicio de la libertad religiosa y de culto, y valorar el estado de la cuestión para trabajar en ello durante el mandato político vigente del Ayuntamiento de Barcelona. La voluntad, en definitiva, fue “dar voz a la pluralidad religiosa y de conciencia y extraer los retos de futuro en esta materia de una ciudad plural y diversa como es Barcelona”.

En palabras del sexto teniente de Alcaldía, Joan Subirats: “La gran pluralidad de creencias y convicciones es un factor positivo, que aporta, dialoga y constituye una sociedad más plural, rica y compleja. Constituye una fuerza cultural propia, que hay que conocer, reconocer e incorporar a las políticas públicas de nuestra ciudad”. Asimismo, Khalid Ghali Bada, comisionado de Diálogo Intercultural y Pluralismo Religioso del Ayuntamiento de Barcelona, afirma: “Barcelona es una ciudad plural y diversa en materia religiosa, una pluralidad que, a pesar de los retos que representa, comporta un enriquecimiento y un beneficio para nuestra ciudad”. Y continúa: “Es tarea de las administraciones velar por que se respete y se garantice el derecho a la libertad religiosa. Como administración más próxima a la ciudadanía, los ayuntamientos tenemos un papel clave en la gestión de la pluralidad religiosa para traducir, en la medida en que nos lo permiten nuestras competencias, los grandes principios legislativos en derechos y políticas concretas”.

La jornada empezó con dos conferencias, una a cargo del Dr. Juan José Tamayo, “Reconocimiento jurídico internacional de la libertad religiosa y su aplicación en el Estado español”, y la otra a cargo de la Dra. Maria del Mar Griera, “La gestión de la diversidad religiosa en el ámbito local: marco jurídico y políticas públicas”, que proporcionaron un marco sobre la situación actual del derecho a la libertad religiosa. Ambos fueron entrevistados. Puedes leer la entrevista de la Dra. Maria del Mar Griera AQUÍ, y la del Dr. Juan José Tamayo, AQUÍ.

Concretar cómo se traduce el derecho a la libertad religiosa en su aplicación en el día a día de la ciudad de Barcelona fue el objetivo de las cuatro mesas de trabajo simultáneas, que tuvieron lugar después de las conferencias: “Prácticas de culto colectivas”, moderada por el Dr. Alberto López Bargados; “Observancia de preceptos religiosos en entornos laicos”, moderada por la Dra. Gloria García-Romeral; “Transmisión y enseñanza de la fe”, moderada por la Dra. Maria del Mar Griera, y “La religión a través de los medios de comunicación”, moderada por la Dra. Míriam Díez Bosch.

Las temáticas de las mesas fueron diversas: la regularización de los centros de culto, la celebración de festividades religiosas en espacios públicos, la adaptación de los espacios diarios (hospitales, centros educativos, servicios funerarios, etcétera) a la pluralidad religiosa y a los servicios ofrecidos desde la Administración pública, la educación religiosa, el proselitismo como libertad de expresión de la fe, la transmisión de la fe en espacios públicos, la representatividad de la pluralidad de creencias en los medios de comunicación, y el fomento o la eliminación de prejuicios y estigmas asociados a la fe y a determinadas confesiones religiosas.

En esta recopilación, encontrarás las relatorías de las mesas llevadas a cabo por las cuatro personas expertas, así como todas las aportaciones que hicieron las personas asistentes a la jornada: personas pertenecientes a las comunidades religiosas de la ciudad y a otras entidades vinculadas al ámbito religioso, espiritual y de conciencia, que formaron parte de las mesas; personas vinculadas a las comunidades que hicieron aportaciones significativas desde sus propias experiencias sobre los temas que se trataron, y personas implicadas en los temas tratados, como cargos y personas responsables de las administraciones local, catalana y estatal, y personas vinculadas a otras instituciones y entidades. El objetivo era que se pudieran escuchar directamente las contribuciones y las demandas de las comunidades religiosas, y establecer un diálogo y generar un debate también con sus propias aportaciones.Las mesas de trabajo se convirtieron en un espacio de conversación para dar voz a la pluralidad religiosa y de conciencia de Barcelona.

El documento sale a la luz un año después de la celebración de las jornadas, un periodo marcado por la crisis de la COVID-19, que también ha afectado a las comunidades religiosas, tanto humanamente como en el ejercicio de sus derechos. Habrá que ver, pues, cómo esta crisis cambiará las expectativas y las demandas de las comunidades religiosas de Barcelona.

PUEDES LEER Y DESCARGAR EL DOCUMENTO “LIBERTAD RELIGIOSA EN BARCELONA: ESTADO DE LA CUESTIÓN” AQUÍ (CATALÁN) O EN EL DOCUMENTO ADJUNTO A LA NOTICIA.

Comparte este contenido