¿Compras entradas por internet? ¡Practica la compra segura!

Desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), así como también desde la Agencia Catalana del Consumo, se ha detectado un aumento de las reclamaciones de compra de entradas en internet para espectáculos, especialmente en plataformas de reventa. Los fraudes detectados pasan por no obtener las entradas compradas o por pagar precios más elevados o abusivos de los reales. 

 

¿Qué podemos hacer para una buena compra online de entradas?

  • Asegúrate de que estás comprando las entradas para tu espectáculo en la web del teatro, cine, artista o grupo empresarial que gestiona el concierto, festival o espectáculo que quieres ver o en páginas especializadas de venta de entradas. La mayoría de fraudes surgen en páginas de venta de entradas de reventa. Si dudas, investiga la sede social de la empresa vendedora: si está ubicada fuera del ámbito territorial de la Unión Europea será mucho más complicado resolver reclamaciones de las personas consumidoras.
  • Asegúrate de quién te vende las entradas. Empresas fantasmas o particulares pueden ser origen de fraudes.
  • Revisa que el precio de la entrada publicitada y el precio final es el mismo. Algunos fraudes radican en acabar pagando un precio muy superior por gastos y cargos no previstos. Lo habitual es pagar un pequeño importe de gestión por comanda o entrada, pero que no supera, habitualmente, los 3 euros. En el caso de la reventa, las comisiones están alrededor del 10% al que vende y al 15% al que compra. El precio final debe ser claro y detallar impuestos, gastos de gestión y/o envío, garantías y vías de resolución en caso de reclamaciones.
  • Algunos fraudes consisten en vender entradas que después no se pueden recibir o descargar. Al hacer la compra, lee detenidamente las condiciones contractuales, que deben explicitar la ubicación de la localidad, la visibilidad, los canales de entrega de la entrada y la posibilidad de cederla a terceros.
  • No te precipites delante de mensajes que afirman que está “todo vendido”. Es posible que otros vendedores autorizados dispongan aún de entradas: consúltalo. Delante de espectáculos que agotan las entradas en poco tiempo, es muy probable que se celebren más para cubrir demanda.  
  • No et precipitis davant de missatges de “tot venut”. És possible que altres venedors autoritzats disposin encara d’entrades: consulta-ho. Davant d’espectacles que exhaureixen les entrades en poc temps, és força probable que s’en celebrin més per cobrir demanda. Informaros con los organizadores de los espectáculos o estad atentos a las redes sociales.
  • Tened en cuenta que, generalmente, la compra de entradas para espectáculos no admite devoluciones. De todas formas, algunas plataformas han empezado a ofrecer el servicio de devolución previo pago de un seguro.
  • E infórmate con la guía técnica de consumo para el uso de las plataformas digitales (en catalán).

 

¿Y si compro de “reventa”?

  • Los vendedores autorizados pueden ofrecer el servicio de reventa de entradas por su importe nominal (o inferior), a menudo por una pequeña comisión fijada: de entre el 10% de comisión para el que vende y el 15% para el que compra.
  • Asegúrate de que la página de compra de entradas tiene la cualificación suficiente y las garantias para dar un buen servicio. Existen páginas certificadas, con sellos de calidad, o con numerosas valoraciones positivas en las redes sociales que te darán seguridad. Prioriza comprar en aquellas que se responsabilizan del retorno del dinero en caso de fraude.
  • Las entradas compradas mediante canales extraoficiales de reventa pueden no ofrecer las mismas garantías:

    • El precio puede ser muy superior al precio nominal de la entrada.
    • En algunos casos se oculta la identidad de quién vende la entrada y ello puede dificultar posibles reclamaciones. Si compras en una empresa ubicada fuera de la UE, podéis tener dificultades a la hora de efectuar cualquier reclamación, dado que existe menos marco legal que te ampare.
    • Pueden presionar-te a comprar amb missatges que sovint són reclamos falsos (“últtimas entradas”, “hay otras personas interesadas”, etc).
    • Existe el riesgo de no recibir las entradas.
    • Es probable que no ofrezcan un servicio de atención post-venta.
    • En el caso de disconformidad, reclama a la empresa vendedora por un canal que deje constancia, como un formulario web, un correo electrónico, redes sociales o un servicio telefónico que deje número de incidencia. Si en un mes no has obtenido respuesta, o bien la respuesta no es satisfactoria, contáctanos para intentar dar salida a tu problemática.  

 

¿Qué puedo hacer para no fomentar la reventa abusiva?

El mercado de la reventa de entradas ha generado, en varias ocasiones, como en conciertos o eventos de magnitud mundial, precios desorbitados o entradas finiquitadas en tiempo récord a raíz de la compra de entradas destinadas a la reventa. Por eso desde la OMIC aconsejamos no hacer crecer este mercado y seguir con los siguientes consejos: 

  • No publiques fotografias de entradas, ya que otra persona las podría utilizar. 
  • Compra entradas por los canales oficiales de venta y evita la reventa. 
  • Y si te hace falta comprar en reventa… ¡Exige saber quién hay detrás de la reventa!
compra entrades per internet