Nuevo servicio de la OMIC de atención y asesoramiento sobre consumo financiero

 

El próximo 18 de mayo, la OMIC y ASUFIN (asociación de personas consumidoras especializada en temas financieros) ponen en marcha un nuevo servicio de consultas y prevención para asesorar sobre la contratación de productos financieros, así como, detectar y evitar malas praxis o cláusulas abusivas de las entidades financieras y empresas de crédito al consumo.

El servicio se ha abierto para apoyar a la ciudadanía y empresas en un momento en que se prevé un incremento en la solicitud de créditos.

 

¿Cómo funciona el servicio?

  • Las personas usuarias pueden hacer llegar sus consultas o quejas a la OMIC:

 

    • La ciudadanía puede hacer sus consultas aquí
    • Las empresas, pymes y personas autónomas pueden dirigirse aquí

 

  • Desde la OMIC se evaluará la oferta y las condiciones que se ofrecen desde la entidad de crédito. A continuación informará a los y las usuarias si estas condiciones incluyen cláusulas abusivas y hará una evaluación de riesgos.

 

 

  • En caso de que se detecten malas prácticas de entidades de crédito, la OMIC hará llegar la constatación de estas malas prácticas del sector financiero al Banco de España y a los Ministerios de Economía y de Consumo. Esto no excluirá las quejas o reclamaciones que la persona afectada pueda hacer frente a los ministerios o ante el Banco de España.

 

¿Sobre qué productos se puede consultar?

Se atenderá consultas sobre contratos bancarios, comisiones, tarjetas bancarias, préstamos hipotecarios, créditos al consumo y otros tipos de relaciones de consumo con las entidades de crédito y de servicios financieros.

 

Consultas sobre créditos ICO

En el caso de las personas autónomas y pymes, el servicio también está especializado para atender las consultas sobre las condiciones de contratación de los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

La OMIC evaluará si se incluyen las condiciones requeridas de acuerdo con la normativa o si existen condiciones propias de la entidad bancaria. Es decir, si se está exigiendo la contratación de productos que no deberían ser obligatorios para conceder el crédito.

Si la solicitud ya se ha tramitado, el servicio analizará cuáles son las condiciones contractuales que se han firmado, y si se exigía las condiciones básicas o se condicionó a otros productos vinculados no exigibles por la normativa.

 

Tenéis más información del servicio aquí.