La OMIC sigue prestando sus servicios a la ciudadanía de forma telemática y a través del 010. Las consultas o reclamaciones se siguen haciendo en línea. Para aquellas consultas que requieran atención presencial se concertará cita previa de lunes a viernes de 10.00 a 13.00.

Reformas de la vivienda

Con el paso del tiempo, muchos inmuebles necesitan un mantenimiento que, a veces, implica hacer pequeñas reformas. Con menos suerte, estas reparaciones son debidas a desperfectos en las instalaciones y son necesarias obras de mayor magnitud. También es posible que, como persona propietaria, quieras cambiar la distribución de las habitaciones para adaptar la vivienda a tus necesidades. Sea cual sea tu caso, debes tener en cuenta algunos aspectos:

  • Antes de contratar la empresa que te hará las reformas, fíjate bien en los precios, ya que puede que haya ofertas que oculten opacidades porque no incluyen los desplazamientos o la mano de obra, entre otros. Pide siempre un presupuesto previo que incluya todos los conceptos. Te pueden cobrar por su elaboración, en caso de que no lo aceptes.
  • Pueden aparecer nuevos conceptos durante las reformas que impliquen un aumento del precio. La empresa o profesional te tiene que informar de estos y los tienes que aceptar antes de seguir con las obras. Guarda siempre los recibos de todos los pagos que hagas, además de la factura final.
  • Infórmate sobre los posibles suplementos. No te pueden cobrar por servicio nocturno si la obra se hace entre las 6.00 y las 22.00 h, pero sí que hay un recargo para los días festivos, aunque ten en cuenta que los sábados no se consideran festivos. Es importante que sepas que no te pueden cobrar estos dos suplementos (festivos y horario nocturno) a la vez. Tampoco te pueden cobrar más por un servicio de urgencia o con disponibilidad inmediata.
  • La garantía de los servicios prestados en casos de reforma de vivienda es de medio año desde que acaban las obras.

Si no estás conforme con el servicio, puedes hacer una reclamación a la empresa mediante la hoja oficial para estos casos u otro medio que deje constancia, como el formulario web o el teléfono con el número de incidencia. Si en un plazo de 30 días no has recibido ninguna respuesta, dirígete a la Oficina Municipal de Información al Consumidor.